Estado

La sociedad no está lista para recibir reos en las calles

El estado de Chihuahua ha figurado en los últimos años por estar en los primeros lugares de violencia

Tomada de internet / Fotografía ilustrativa

Gisela Reyes / El Diario / Corresponsal

martes, 12 mayo 2020 | 17:41

Chihuahua.- El estado de Chihuahua ha figurado en los últimos años por estar en los primeros lugares de violencia, no sólo en México, sino en el mundo y la liberación de reos afectaría mucho, sobre todo desde el punto de vista social, porque son personas que no han sido readaptadas, declaró a El Diario Miguel Ángel Macías, miembro de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada de Ciudad Juárez, y agregó que es el peor momento para hacer preliberaciones.

“No sólo en Chihuahua, sino en el país, los centros de readaptación no son centros que enseñen a la reinserción social, son todo menos eso porque desde dentro siguen delinquiendo. En el estado, desde Aquiles Serdán o el penal de la 20 de noviembre, hay reos que en su ficha técnica de peligrosidad no deberían estar ahí”

Asegura que un gran número de reos continúa delinquiendo ya que no han cortado nexos, eso sin sumar lo decadente de la seguridad pública que se vive, dijo, en todos los municipios. Dijo que el grupo de reos que serán liberados en su mayoría, un 60 por ciento, están por delitos contra la salud o delitos como la extorsión y el asalto, involucrados con grupos delictivos.

“Quién les va a dar seguimiento a esas personas, si delinquen o no delinquen, hasta su seguridad porque cuántos de ellos pusieron o cantaron el nombre de integrantes del crimen organizado o alguna banda y saliendo lo estarán esperando, quién los va a proteger, a ellos y a la ciudadanía” expresó.

Insistió en que son personas que no se readaptan porque los penales no cuentan con un periodo de readaptación social y una vez que salen, en el supuesto de que las personas lograran “portarse bien” llegan a una serie de carencias afectivas, económicas, espirituales y de discriminación.

“En México, los derechos humanos sirven para dos cosas, para una chingada y para ni madres, porque a quien tienen que defender no lo defienden y se la pasan con recomendaciones que no tienen ningún valor jurídico. Hoy vienen a sacar a delincuentes por un tema de humanización pero muchos de ellos violaron, mataron, robaron, de algún modo violentaron a la sociedad, no hay voluntad de la gente para aceptar esto” dijo el también director de Impulse Seguridad Privada.

Consideró que en el sistema judicial no hay carpetas de investigación bien integradas ni denuncias formales que ayudarían a llevar buenos procesos y que al final conllevan a la liberación de reos.

Agregó que los Derechos Humanos velan porque los presos no vivan en condiciones infrahumanas, sin embargo, no hay que perder de vista que están en una cárcel por delitos del fuero común o del orden federal en agravio de personas y por violentar leyes. Si se está purgando una condena, hay una suspensión de garantías, dijo.

Lamentó la decisión de la liberación pues asegura que ni la autoridad judicial ni la penitenciaria tiene “la más remota idea de lo que van a hacer” pues la diversidad cultural de México y los patrones delincuenciales, así como en la misma sociedad, no existen mecanismos ni instituciones ni cultura para recibir y dar una oportunidad a quien salga de la cárcel.

“Te estoy hablando de una sociedad que ni a la policía respetan, aquí los agreden, los enfrentan y los insultan, no vamos tan lejos, en El Paso, Texas, algún ciudadano que toque a la policía es castigado” manifestó Macías.

Insistió en que no existe un programa de readaptación social ni un programa efectivo, por lo tanto, en cuanto esas personas salen, las oportunidades económicas o sociales están igual o peor que cuando entraron y vuelven a delinquir porque “seguimos en las mismas”.

Finalmente dijo que al perdonar las condenas a fin de que no sean infectados de Coronavirus, se presentan varias interrogantes porque no se sabe qué va a pasar si vuelven a delinquir, además de los que decidan corregir el camino, en dónde van a conseguir trabajo ante la evidente crisis económica. Según cifras de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada, sólo el uno por ciento conseguirá alguna ocupación en cuanto salga.

“Hay gente que sale con un buen oficio, hay gente que sale hasta con una carrera y también hay quien se ha arrepentido pero no se cuenta con un fideicomiso para apoyarlos una vez que salen y desafortunadamente no se les ayuda” concluyó.