Estado

Las parteras voluntarias y su imprescindible función en la Sierra

Dan seguimiento al embarazo a través de programas del IMSS Bienestar

El Diario

Esteban Villalobos/ El Diario

domingo, 06 septiembre 2020 | 13:44

Hidalgo del Parral.- Al menos 68 parteras que hablan lengua materna apoyan en el fomento a la salud en las distintas unidades médicas del programa IMSS Bienestar, dando seguimiento al embarazo, además de acompañar en el parto a las mujeres tarahumaras.

El supervisor médico delegacional de IMSS-Bienestar en Chihuahua, Roberto García Basurto, destacó que la principal tarea de las parteras voluntarias rurales es detectar en las comunidades serranas a las mujeres embarazadas, turnarlas a las unidades médicas rurales (UMR), dar seguimiento a su embarazo y acompañarlas, de ser necesario, en el parto.

“Las parteras voluntarias rurales son un valioso apoyo en las poblaciones más alejadas y de difícil acceso ubicadas sobre todo en la Sierra Tarahumara, donde habitan los grupos indígenas representativos del estado como son tarahumaras, pimas, guarojios y tepehuanes, por lo que es necesaria la colaboración de personas reconocidas y apreciadas por las poblaciones en las acciones de prevención y atención a las enfermedades”.

García Basurto resaltó que las parteras son orientadas y actualizadas en temas de promoción de la salud cada dos meses a través del programa IMSS-Bienestar; es decir, se les brindan conocimientos básicos de salud materna e infantil para que puedan auxiliar en algunos casos, sobre todo orientar y canalizar a las UMR a quien necesite el servicio médico.

Señaló que actualmente el programa tiene en interrelación a 68 parteras voluntarias rurales en los municipios de: Guachochi, Guadalupe y Calvo, Chínipas, Bocoyna, Ocampo, Guazapares, Urique, Bocoyna, Madera y Temósachic, entre otros.

Destacó que las parteras voluntarias rurales se suman a la labor que realiza la organización comunitaria conformada por: 3 mil 247 voluntarios, 696 voluntarios rurales de salud, 675 comités de salud con más de 4 mil integrantes, quienes realizan sus actividades de manera voluntaria.

“Para nosotros es muy importante y valiosa la labor altruista que todos ellos realizan, porque son personas del todo conocidas y respetadas en las comunidades, que en muchas de las ocasiones nos apoyan como intérpretes entre el médico y los pacientes; además apoyan enormemente en la promoción en la salud y la prevención de las enfermedades”, destacó.

Finalmente resaltó que el programa IMSS-Bienestar atiende a un total de 260 mil chihuahuenses en 43 de los 67 municipios de la entidad, a través de su infraestructura conformada por tres hospitales rurales (HR), 144 unidades médicas rurales (UMR), tres unidades médicas móviles (UMM), nueve brigadas de salud (BS) y dos centros de atención rural obstétrica (CARO).