Estado

‘Levantado’ estaba bajo protección del Estado

Cruz Soto es un desplazado por la violencia y desapareció el pasado domingo

De la Redacción
jueves, 17 octubre 2019 | 09:40

Chihuahua.- A pesar de que Cruz Soto Caraveo contaba con la protección del Estado desde el 2015 por amenazas en su contra que lo obligaron a huir de su comunidad, la Fiscalía General del Estado (FGE) no tenía conocimiento de que había regresado a Monterde, municipio de Guazapares, a donde acudió supuestamente a una entrega de apoyos y fue ahí cuando el pasado domingo fue levantado por varios hombres, y hasta la fecha no se sabe nada de su paradero.

Tras la desaparición de Cruz Soto, el fiscal César Augusto Peniche Espejel afirmó que los responsables de ese “levantón” están vinculados con José Noriel Portillo Gil, Elias “El Chueco”, líder del grupo delictivo denominado Gente Nueva, y quien también es señalado como el responsable del homicidio del norteamericano Patrick Braxton Andrews, ocurrido en octubre del 2018 y del cual no se tienen personas detenidas.

En 2013 integrantes del crimen organizado comenzaron a presionar a Cruz Soto Caraveo para que trabajara con ellos, mediante la siembra de cultivos de droga, situación a la que se negó constantemente, hasta que en 2015 le dijeron que si no accedía lo iban a matar junto con su familia. Dicha situación lo orilló a salir de Monterde, lugar en el que vivió durante toda su vida y llegó a la capital del estado, donde interpuso una denuncia y se le asignó protección por parte de la Comisión Estatal de Víctimas.

El pasado domingo Cruz Soto acudió a la comunidad de Monterde para atender una convocatoria del Gobierno federal para la entrega de apoyos de carácter social y al salir del evento junto con otras personas de regreso a su casa fue abordado por tres hombres quienes se lo llevaron sin que hasta el momento se conozca su paradero. 

El fiscal estatal informó que se ubicó un vehículo que presuntamente fue utilizado por los delincuentes para privar de la libertad a Soto Caraveo y el cual está siendo investigado a fin de obtener datos que permitan ubicar el paradero de la víctima.

Así mismo reconoció que Cruz Soto Caraveo se encontraba bajo un esquema de monitoreo por parte de la FGE a través de la Comisión de Víctimas, y que se tenía constante comunicación con él, pero que no se enteraron que había viajado desde Cuauhtémoc hasta Guazapares y por tal motivo no se le pudo brindar la protección debida.

Peniche Espejel aseguró que se tiene un operativo con más de 40 elementos de la policía investigadora en aquella zona y se contará con un helicóptero para intensificar la búsqueda de la víctima y poder encontrarla con vida, para lo cual se coordina con la Policía Estatal. 

Cabe señalar que los municipios de Chínipas, Guazapares y Urique localizados al suroeste del estado y colindantes con Sonora y Sinaloa, son controlados por “El Chueco”, y a decir de los pobladores de aquellas comunidades, cuenta con la protección de elementos policiacos y esto le permite “pasearse” sin temor a ser detenido, a pesar de que existen órdenes de aprehensión en su contra. 

“El Chueco”, dicho por el propio gobernador Javier Corral Jurado, es el principal responsable de la muerte de Patrick Braxton, ciudadano estadounidense que desapareció el 28 de octubre del 2018 y días más tarde fue encontrado sin vida.