Estado

'Los incendios no se dan donde queremos, sino donde nacen'

Dagoberto Quintana ha colaborado para hacer llegar la ayuda hacia los brigadistas que combaten 'las llamas del infierno' en las cercanías de la frontera con Sonora

Omar Morales / Enviado El Diario de Juárez
Omar Morales / Enviado El Diario de JuárezOmar Morales / Enviado El Diario de Juárez
Omar Morales / Enviado El Diario de Juárez
Omar Morales / Enviado El Diario de Juárez
Cortesía / Algunos de los voluntarios que sofocan el siniestro

Eduardo Lara/ Enviado El Diario de Juárez

miércoles, 09 junio 2021 | 11:23

Subiendo la sierra de Chihuahua, en la zona conocida como “Cuesta de los botes”, Dagoberto Quintana ha colaborado en coordinar algunas de las acciones para hacer llegar la ayuda de la ciudadanía hacia los más de 60 brigadistas que combaten “las llamas del infierno” en las cercanías de la frontera con el estado de Sonora.

“Desgraciadamente con las sequías, cayó un rayo en la región y el fuego se ha extendido bastante, tenemos desde el jueves pasado y sigue creciendo por culpa del viento”, comentó.

Precisamente en el camino rumbo a la zona del siniestro, fue como nos topamos con Dagoberto, a aproximadamente a 15 kilómetros de donde se encontraban los brigadistas, ahí, comenzó a coordinarse con los clubes de 4x4 y cuatrimotos para hacer llegar la ayuda.

Ahí, las cuatrimotos fueron cargadas con aguas, electrolitos, barras energéticas, jabón y otros artículos para iniciar la distribución, mientras que otra pick-up continuó por las brechas hasta entregar los apoyos lo antes posible, pues el sol poco a poco caía dormido por entre los cerros.

En el lugar, puede percibirse un aroma a madera y pastizal quemado, el cual, combina con una ligera capa de humo que alcanza a distinguirse en lo alto de la sierra, pareciera que la distancia entre los voluntarios y el área de emergencia es muy corta, sin embargo, el camino angosto y rocoso, duplican el tiempo de traslado, cualquier descuido puede ser muy costoso.

“Estamos apoyando en subir y bajar lo que sea necesario, nos quedamos con ellos (brigadistas) después de apagar un sector para esperar a que se enfríe la zona, la primera brigada en responder fue la Janos, le siguió Mata Ortíz, Nuevo Casas Grandes y Chihuahua, que llegó con muy buen apoyo”, explicó.

Quintana comentó que uno de los aparatos que ha ayudado a controlar las llamas, han sido “sopladores de jardín”, ya que estos permiten ir segregando el fuego, evitando que se propague más y poder apagarlo por sectores. 

“Para poder entrar necesitas un vehículo muy alto y 4x4, lamentablemente los incendios no se dan donde queremos, sino donde nacen, afortunadamente no hay personas heridas, los brigadistas están trabajando muy coordinados que se ha podido controlar el fuego, pero el riesgo continúa”, concluyó.

 

elara@redaccion.diario.com.mx