Estado

Los rescatan tras perderse buscando el 'sueño americano'

Pasaron tres días sin comer y exponiéndose a temperaturas bajo cero

Víctor Hugo Valdovinos/El Diario

martes, 05 enero 2021 | 16:01

Nuevo Casas Grandes.- Un grupo de 8 centroamericanos y dos connacionales, entre ellos una mujer de Ciudad Juárez que buscaban el “sueño americano” y se perdieron en el desierto entre Ascensión y Estados Unidos, fueron rescatados tras pasar alrededor de 3 días extraviados y sin comer, expuestos a las temperaturas bajo cero que han predominado estos días, salvados por elementos de las corporaciones policiacas de Puerto Palomas y de la cabecera de Ascensión ayer en la madrugada.

El grupo conformado por 7 hombres y 3 mujeres de origen ecuatoriano y mexicano, fue localizado luego de seis horas de intensa búsqueda por brechas entre Puerto Palomas y Ejido Nezahualcóyotl, con signos de hipotermia y uno de ellos completamente desfallecido.

Fue la noche del domingo cuando por llamada del Grupo Beta de Puerto Palomas, se advirtió de un grupo de personas extraviadas en el desierto con temperaturas de hasta 5 grados bajo cero, por lo que los rastreos comandados por el Director de Seguridad Pública de Ascensión, Alan Ariel Ávila Ham, se prolongaron hasta las 3:00 de la madrugada de ayer lunes.

Tras el rescate de las personas adultas con edades que oscilan entre los 23 y 60 años, éstos fueron acomodados en las cajas de las patrullas tipo pick-up para entregarlos al Grupo Beta, que los sometió a una revisión medica hasta que lograron estabilizarse, para en seguida consignar el caso a las autoridades del Instituto Nacional de Migración.

Los connacionales fueron identificados como Sergio Cano de 60 años y Georgina Kawaha Torresdey de 39 años y originaria de Ciudad Juárez, mientras los indocumentados, seis hombres y dos mujeres originarios de Ecuador todos, dijeron tener edades entre los 23 años y los 39.

En su versión, los rescatados dijeron que estaban tratando de internarse a los Estados Unidos en busca de una vida mejor, pero lo extenso del desierto entre esa parte de Chihuahua y Nuevo México, así como las severas condiciones climatológicas con temperaturas bajo cero, los hizo perder el rumbo.

Los centroamericanos, que no mostraron documentos que acreditaran su legal estancia en este país, señalaron que tenían ya tres días extraviados y que de ese tiempo, llevaban ya dos días sin probar alimento, por lo que además de hipotermia, muchos ya estaban sufriendo los efectos de la inanición y de no ser por el auxilio de los elementos de Seguridad Pública y Vialidad de Ascensión, al menos alguno de ellos hubiera muerto en ese desierto, en busca del “sueño americano”.