Estado

Luce jefe policiaco cinto de 22 mil pesos

Aparicio usó accesorio Louis Vuitton durante la reunión de seguridad

Staff/
El Diario

jueves, 09 enero 2020 | 06:46

Ciudad Juárez.- Un cinturón de piel color negro marca Louis Vuitton, con un costo superior a los 22 mil pesos, lució aquí el titular de la Comisión Estatal de Seguridad, Óscar Alberto Aparicio Avendaño, durante la reunión de seguridad celebrada el pasado lunes en la Unidad Administrativa del Gobierno del Estado de Chihuahua “José María Morelos y Pavón”.

El jefe policiaco vestía un traje gris oscuro con camisa blanca y corbata gris a rayas; entre sus accesorios destacó una mariconera de piel marca Guess a juego con el costoso cinturón negro marca LV, el cual según se verificó, tiene un precio de mil 199 dólares o su equivalente a 22 mil 781 pesos, a una paridad de 19 pesos el dólar. 

Su presencia en Juárez obedeció a la cita durante el acto que encabezó el gobernador Javier Corral Jurado para presentar en esta frontera a Emilio García Ruiz, titular de la que será la  Secretaría de Seguridad Pública y sustituye a la CES que encabeza Aparicio Avendaño. 

Aunque el jefe del ejecutivo anunciaba la austeridad en su gabinete desde el 2017, el jefe policiaco no ha atendido la instrucción del mandatario.

Recientemente El Diario dio a conocer que la CES ejerció durante el 2019 un presupuesto superior a los 800 millones de pesos, sin un impacto positivo en la reducción de los delitos.

Ya que las cifras de Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) reportan un alza en delitos de alto impacto como el homicidio doloso y el secuestro. Además, municipios donde la CES mantiene presencia preventiva reportan un incremento en actos delictivos.

Los primeros días del año, los agentes de la Comisión Estatal de Seguridad exigieron la intervención del comisionado estatal, Óscar Alberto Aparicio Avendao, ante los tratos inhumanos que recibieron durante su asignación en los operativos especiales decembrinos en esta frontera.

Los efectivos denunciaron que, pese a ser de Chihuahua y estar destacamentados en distintas partes del estado, fueron sacados de sus lugares de trabajo para realizar labores extraordinarias.

Aquí fueron hospedados y hacinados en el Hotel Victen Inn. Posteriormente se les indicó que la gasolina que tenían asignada para sus labores la tendrían que cargar en garrafas de 20 litros en las cajas de las camionetas, poniendo así la vida de los uniformados en peligro, pues en cualquier momento o por cualquier eventualidad podrían encenderse.

Los policías estatales también denunciaron que fueron puestos a cargo de los agentes Rodríguez Bañuelos y en menor cargo de Jesús Antonio Jáuregui Contreras, quienes aseguraron que no cumplen con los requisitos para fungir como superiores, pues estos son sólo “acomodados” por la relación que llevan con los altos mandos, por lo que los denominaron “jefes chocolates”, por haber sido nombrados inspectores sin ningún mérito.

redaccion@redaccion.diario.com.mx