Estado

Meoqui, desbordado en un solo grito de justicia

Reciben en templo de San Pablo a Norberto

De la Redacción
miércoles, 12 junio 2019 | 10:07

Chihuahua.-Meoqui, el pequeño pueblo a unos kilómetros de la ciudad de Delicias, se desbordó por el dolor el llanto y un mismo grito en las voces de centenares de personas ¡Norberto, Norberto!.
Es el clamor de justicia con el que en Meoqui fueron recibidas las cenizas de uno de sus hijos, Norberto Ronquillo Hernández, secuestrado y asesinado en la ciudad de México.
Vestidos de blanco, agitando pañuelos, formando vallas humanas al paso de la carroza que transportó la urna. Desde la entrada al poblado hasta el templo de San pablo Apóstol,
El duelo y la indignación mezclados en los rostros de quienes se dieron cita para desde aquí, exigir al gobierno el esclarecimiento del crimen artero.
En el templo abarrotado, Norelia Hernández se  desvaneció mientras el sacerdote brindaba palabras de consuelo.
“Estoy seguro que las palabras de su hijo serían: “Gracias mamá por tu fortaleza, gracias por estar siempre y enseñarme a ser lo que he sido”.
Son cientos los que se congregan esta mañana para darle el último adiós a Norberto Ronquillo.
La iglesia San Pablo Apóstol que resultó insuficiente ante la cantidad de personas que se congregó.
Elementos de protección civil se vieron en la necesidad de sacar gente debido al riesgo que implica la presencia de la multitud en un espacio reducido.
Pero todos quieren estar ahí acompañando a la familia y exigiendo justicia.(Con información de Salud Ochoa)