Estado

Migrante desaparecido tenía muerto casi 10 meses

Desapareció el 25 de noviembre de 2021

Argelia Domínguez/El Diario

viernes, 07 octubre 2022 | 11:32

Chihuahua, Chih.- El joven Omar Reyes López, desaparecido el 25 de noviembre de 2021, tenía muerto entre 8 y 10 meses, según lo estableció el Servicio Médico Forense (Semefo) tras analizar sus restos, encontrados el 17 de septiembre en una finca abandonada mediante operativo terrestre realizado por personal de la Agencia Estatal de Investigación y Ministerio Público de Praxedis G. Guerrero.

La Fiscalía de Distrito Zona Norte señaló que por el momento no se tiene establecida la causa del fallecimiento, debido al estado en que fue localizado el cuerpo, por ello, el titular de la dependencia, Jesús Manuel Carrasco Chacón, destacó que la Dirección de Servicios Periciales cuenta con los medios y los métodos científicos, para realizar este tipo de identificaciones.

Como se informó previamente, la perfilación genética por medio de pruebas de ADN con las muestras aportadas con la familia, permitió autentificar que el cuerpo localizado pertenece al joven hidalguense.

“Ya estamos trabajando con los asesores jurídicos de la familia para que la próxima semana podemos hacer de manera formal la entrega del cuerpo. Un caso pues desafortunado, sin embargo, sirve bastante la experiencia para nosotros en cuanto a la búsqueda de migrantes que se extravían en el desierto tanto de Texas, como de Chihuahua”, expresó Carrasco Chacón.

El hallazgo se concretó durante un rastreo pedestre en el municipio de Guadalupe D.B., el cual se realizó fraccionando lo que es el límite fronterizo entre Chihuahua y Estados Unidos, se trabajó a un lado del Río Bravo y se fue avanzando espacio por espacio hasta ubicarlo en una finca abandonada, en donde se encontraron sus lentes y otras prendas que indicaban que podría tratarse de Omar Reyes.

Las localidades recorridas fueron El Cuervo, Luis León, Banderas, Ojos Calientes, Corral de Alambre y Cieneguilla, siendo entre estos últimos dos poblados, muy cerca de la franja fronteriza, en la colindancia con Texas, en donde se encuentra la finca en la que se localizó el cuerpo.