Estado

Migrantes, esperanzados con cambio de política

Luego de que Joe Biden alcanzó ayer los 270 votos electorales

Associated Press

Pável Juárez
El Diario de Juárez

domingo, 08 noviembre 2020 | 07:40

Ciudad Juárez— Luego de que Joe Biden alcanzó ayer los 270 votos electorales necesarios para convertirse en presidente electo de Estados Unidos, migrantes que esperan asilo político en la ciudad y activistas de centros de atención reconocieron que el cambio de gobierno será positivo para una reforma migratoria amplia en ese país el próximo año.

“El 2021 será el año de la reforma migratoria, esta lucha que tenemos por una reforma que cuaje el próximo año con una nueva administración; creemos que va a abrirse la posibilidad de una reforma migratoria digna”, consideró Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos.

El activista dijo que Biden asumió una deuda hacia las comunidades latinas y migrantes porque lo respaldaron masivamente durante la contienda electoral, “quiere decir que va a tener que responder a esa comunidad”, apuntó.

Sin embargo, a pesar del efecto positivo que ha generado el triunfo del demócrata, también se prevén nuevas oleadas de migrantes hacia la frontera norte del país, con la ilusión de que, con la nueva administración, haya un cambio en la política migratoria de Estados Unidos.

“Nosotros estamos pensando que pudiera suceder. Ellos (los migrantes) están esperando un cambio radical en la política de Estados Unidos y los migrantes probablemente comiencen a trasladarse a la frontera norte para que los atiendan. Muchos van a empezar a querer venir y tenemos que estar preparados para nuevas oleadas de migrantes”, adelantó el pastor Juan Fierro, director del albergue El Buen Samaritano.

Más o menos en la misma sintonía se mantiene el padre Javier Calvillo, director de la Casa del Migrante en esta frontera, quien consideró que el semáforo de migrantes cambió a color verde luego del triunfo de Biden.

“Creo que sí se avizoran nuevas oleadas, el país está lleno de migrantes con la esperanza de que pueda cambiar el protocolo en Estados Unidos y ya hay gente que habla desde el sur o el centro del país preguntando cómo están las cosas en la frontera”, advirtió.

Una de las primeras acciones del Gobierno de Donald Trump fue el plan “cero tolerancia”, y los solicitantes de asilo político en Estados Unidos tuvieron que esperar en México sus citas ante la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de ese país.

Según cifras oficiales dadas a conocer por el Centro de Atención Integral a Migrantes, el Gobierno de Estados Unidos había retornado a Juárez a aproximadamente 21 mil 500 migrantes extranjeros hasta agosto bajo el programa que comenzó en Tijuana en enero de 2019 y dos meses después en esta frontera.

Además hay seis bloques de muro fronterizo construido en el Sector El Paso. Con la construcción de la nueva división que comenzó el pasado 17 de agosto entre El Paso y Ciudad Juárez, el Gobierno de Donald Trump suman ya alrededor de 132 kilómetros de muro fronterizo construido en el Sector El Paso, que divide a Chihuahua de Nuevo México y una parte de Texas, de un total de 264 kilómetros programados. 

“Le damos la bienvenida al fin de una etapa de terror en contra de los migrantes que durante cuatro años estuvieron bajo ataque, separando familias, promoviendo ataques racistas como el de El Paso. Esperamos que la nueva política migratoria reconozca la contribución de los migrantes y la frontera como un lugar dinámico y no de criminales”, comentó Fernando García.