PUBLICIDAD

Estado
Revelan corrupción en el Cereso

Narran en audiencia horror durante fuga

En complicidad con directivos tenían libertad para ingresar de ‘todo’

De la Redacción/ El Diario de Juárez

domingo, 29 enero 2023 | 09:55

Ciudad Juárez.- La fuga que dirigió al interior y exterior del Centro de Reinserción Social (Cereso) Número 3 el reo Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, alias “El Neto”, identificado como líder de la organización delictiva “Los Mexicles”, fue consecuencia de la corrupción de la Dirección del penal y custodios. “En fin de año estábamos en un festejo de Año Nuevo con la autorización de los directivos y custodios, ya que los ‘carnales’ les pagaron para dejar meter droga, birria y morras para loquearla. En eso ‘Neto’ se alocó y dijo ‘vamos a alistarnos para irnos, ya vienen por nosotros’, quería salirse para arreglar unas cosas afuera con ‘Los Chapos’ y con los de ‘La Empresa’ hacer acuerdos”, narró ante el Ministerio Público (MP) uno de los reos recapturados.

Su declaración forma parte del caudal de pruebas presentadas por el MP durante la audiencia inicial contra Braulio Raúl O.C., acusado de la posible comisión de los delitos de secuestro agravado, homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa y evasión de presos, contenidos en la causa penal 523/23. Braulio Raúl es el primer acusado por los hechos ocurridos el primero de enero en el Cereso 3, que dejaron un saldo de 26 reos evadidos, 17 personas muertas y 13 lesionadas.

El detenido fue presentado el pasado viernes ante un juez de Control, que ratificó la detención realizada en cumplimiento de una orden de aprehensión. Durante el desarrollo de la audiencia, que fue pública, la representación social solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) apoyo para su resguardo.

Otra medida de seguridad fue el exhorto del juez de reservar los datos generales de los participantes en la audiencia, por lo que se omiten los nombres del juzgador, fiscales, defensores y testigos.

La representación social entregó el organigrama de la red criminal del grupo “Los Mexicles”, en el cual Braulio Raúl O.C. es identificado como el operador financiero de la Organización Criminal Independiente Mexicle (OCIM), como “El Neto” nombró al cártel que fundó tras las rejas.

ENTRÓ DE TODO: REO

Armas, cascos, chalecos antibalas, droga, alcohol y jóvenes mujeres, ingresaron sin problema alguno, mientras los directivos recibían su pago y eran copartícipes de los excesos del recluso que gustaba de vestir ropa nueva y de marca, que entraba sin problema a la cárcel, narraron los testigos.

“La neta no sé con quién de los directivos se hizo el arreglo para meter todo el equipo, pero eran alrededor de 50 armas largas, cascos, chalecos”, dijo el testigo.

Sólo como ejemplo del poder que ejercía el preso en complicidad con los directivos del penal, para la celebración de Año Nuevo “Neto” ordenó matar varios cerdos para la preparación de carnitas, platillo que los presos disfrutaron con bebidas alcohólicas que compartieron las personas privadas de la libertad que le eran leales, es decir, con cientos de reos de los módulos 4 y 5.

Para un grupo menor llevaron a mujeres jóvenes que se prostituían con los hombres cercanos al secuestrador, con las que consumieron alcohol de mejor calidad y drogas.

“El 31 de diciembre, como iba a ser Año Nuevo ‘Neto’ nos dio la oportunidad de fumar mota, yo me quedé cerca, en el pasillo 5 que es la celda preventiva y ahí vivíamos varias personas y ‘Neto’ sacó cerveza, licor, mariguana y nos repartió a todos, no sólo a nosotros, sino al Área 4 y 5, nos formamos y éramos muchos. ‘Neto’ tenía su fiesta aparte, con sus preferidos, y llegó con cuatro marranos y los matamos y ahí mismo repartió comida, llegaron morras y ‘Neto’ les pagaba a los custodios para que pudieran entrar las muchachas”, dijo el testigo.

Esta persona ingresó a la cárcel por robo y homicidio, al privar de la vida a un policía encubierto en una tienda de conveniencia.

El reo recapturado declaró que el 31 de diciembre, día en que la Dirección General del Sistema Penitenciario, Prevención y Reinserción Social de la Fiscalía General del Estado, autorizó un permiso especial para la celebración del Año Nuevo en los 11 penales con una visita familiar especial, al Cereso 3 entraron entre 10 y 15 muchachas “jovencitas y bonitas” y los directivos iban con ‘Neto’ y platicaron con él, según el testimonio ofrecido.

La persona dijo que el día primero, eran como 3 o 4 de la mañana y él estaba afuera del Área 4 del módulo 18 cuando “Neto” lo vio y le dio una bolsa de plástico transparente.

“Me dijo ‘lleva esta ropa al módulo del Área 5’ y la dejé en el área donde hacen de comer y vi que había un interno muerto, no sé quién era. Ahí estaban ‘El Cholo’, ‘El Pompín’ y el (inaudible) que es moreno, de 1.70 metros y tiene los tatuajes. Neto dijo: ‘eso les va a pasar a los que no se quieran ir o se quieran quedar aquí’. Yo le dije que sí me iba, porque yo no quería morir”, agregó.

Los testimonios de los guardias sobrevivientes indican que para esa hora ya habían sido asesinados César Vega Muñoz, apodado “El Chilín”, y sus escoltas.

En el testimonio de la esposa de Vega Muñoz se refirió que ella acudió al penal desde el 29 de diciembre y el sábado 31 de diciembre como a las 11:50 de la noche tocaron en el cuarto donde estaba con su esposo y le dijeron “te habla el carnal” (Neto), quien estaba reunido con los reos y luego regresó la persona que tocó la puerta y se fue al cajón donde “Chilín” tenía un mueble y sacó todo el dinero que había, ya que “Chilín” guardaba el dinero de la venta de droga en el Cereso.

El testigo que aceptó fugarse con “Neto” dijo que el líder de “Los Mexicles” les dijo que iba para el Valle.

“Todo esto pasó dentro de la cocina y dentro también estaba Kevin, ‘El 50’, ‘El Braulio’ (el acusado) y se supone que ellos estaban libres, o sea que ellos entraron al Cereso con las armas. ‘El Neto’ nos dio armas (inaudible) las sacó de unos tambos de plástico azules de 200 litros”, agregó.

Otro testigo refiere que a él le dieron un chaleco antibalas y un fusil R-15 con 10 cargadores, así como un casco antibalas.

“Ya cuando yo me visto ya teníamos la salida libre, eran aproximadamente unos 30 los que tenían permiso para salirse ese día y hubo muchos que aprovecharon el motín y se salieron sin que estuvieran en la lista y muchos de los que estaban en la lista no alcanzaron a salirse ese día”, aseguró.

“Neto dio la orden de que cuando nos empezáramos a ir, ‘los carnales’ que quedaran adentro quebraran al ‘Chilín’ y a sus escoltas. La neta (Neto) no sacó a sus escoltas pero sí traía varios y también dijo que al salir lo íbamos a hacer sin disparar, a menos que nos dispararan íbamos a disparar”, según el testigo.

ANTECEDENTES

En la actual administración estatal, la Dirección General del Sistema Penitenciario, Prevención y Reinserción Social, fue incorporada a la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo que los 11 penales, incluidos los femeniles, estaban a cargo de Luis Alfonso Harris Arrondo, pese a que bajo su mando ya se había registrado otra reyerta fatal en el Cereso 3.

En esa ocasión “Los Mexicles” sostuvieron un desencuentro con “Los Chapos” y “Neto” ordenó que “carnales” en el exterior atacaran a civiles y así evitar que la Policía Municipal ingresara al penal.

En este hecho violento, conocido como “jueves negro” por el número de civiles victimados, también participaron “El 50” y Braulio Raúl, como él mismo lo declaró ante el Ministerio Público.

“Yo participé como ‘halcón’, en un vehículo color negro Máxima me paré frente a un S-mart de la Ejército Nacional donde hay un Little Caesars y tenía una frecuencia donde me avisaron que iban a pasar ‘carnales’ y

pasó una camioneta Durango color gris y una troca como gris que siempre usa El 50’”, dijo Braulio Raúl, sin referir el nombre de esa persona.

En ese lugar fueron privados de la vida cuatro empleados de Mega Radio que realizaban un control remoto: Alán González, locutor; Armando Guerrero, jefe de Mercadotecnia; Lino Flores, de Controles; y Alejandro Arriaga, escolta, además tres clientes resultaron heridos.

EL HORROR

Para el 31 de diciembre, la vigilancia del Centro de Reinserción Social (Cereso) Número 3 y el Femenil Número 2, estaba a cargo de policías procesales que mantenían turnos de 24 horas de trabajo por 48 horas de descanso.

Ese día correspondía el cambio de turno, por lo que los custodios de reciente ingreso fueron sorprendidos a balazos, sin saber aún el horror que vivieron sus compañeros asesinados.

El reporte del perito forense al que dio lectura el Ministerio Público refiere que el primer cuerpo fue localizado en la caseta número 3, con fractura de cráneo. Otros cuerpos fueron localizados en el Área 4 del módulo 18. “Chilín” fue asesinado en el área de la cocina y los cuerpos de otros reos quedaron en el patio.

Según los testigos, a los custodios no los iban a matar por formar parte del equipo de seguridad personal de “El Neto” dentro del Cereso. Eran 10 los custodios que formaban parte de la “Patrulla”.

“Neto dio la orden de que a los de la ‘Patrulla’ del Cereso sólo los amarraran, pero la gente se ondeó y los mataron. Como que al ‘Neto’ le molestó mucho, andaba bien encabronado porque él no dio esa orden de que los mataran porque sabía que se iba a calentar el pedo”, precisó uno de los testigos.

Agregó: “Entonces eran los custodios que estaban de guardia, ellos habían abierto la puerta de la caseta 11-3, que es la que conecta el pasillo del Área 4. Después de ahí cruzamos la malla y entramos al portón que da acceso a la Aduana que estaba abierto. Cuando entramos a la Aduana vimos que estaba cerrada y le tiré unos balazos, pero no se abrió, en eso de la torre de la Aduana nos empezaron a tirar y los ‘carnales’ respondieron el fuego”.

El reo recapturado narró que agarró un “marrito” que estaba ahí “y con eso tiré el candado y abrimos el portón de la Aduana y ya nos fuimos todos los ‘carnales’ a las casetas del exterior y ahí vi que los custodios de afuera ya estaban muertos”, agregó.

El Ministerio Público dio lectura a los expedientes laborales de los custodios lesionados y victimados. Los guardias asesinados pertenecían al grupo de sobrevigilancia y habían sido certificados en la contención de disturbios, apoyo de traslados y otros.

Uno de los celadores que dio su testimonio dijo que a las 06:40 horas escuchó que su superior solicitó apoyo porque un grupo de personas dijo que había una persona colgada.

Varios custodios cuestionaron la actuación de la “Patrulla”, observaron a varios compañeros golpeados y que salieron personas con equipo. Una mujer que iba ingresando a su turno dijo que observó cuando un grupo de hombres armados corría a una de las puertas que ella alcanzó a cerrar con llave.

Luego, se guardó el manojo de llaves en su sostén en un intento de esconderlas.

“Estaba temblando de miedo, me tiré al piso y cerré la puerta y me fui y me resguardé en el área de ingresos; estaba muy asustada, nos dispararon del Área 5”, dijo la mujer que alcanzó a esconderse y fue auxiliada por sus compañeros.

Otros custodios alcanzaron a llegar al banco de armas, donde tomaron armas largas para tratar de defenderse. Afuera del edificio otros custodios habían resultado heridos en las piernas; el de la caseta fue asesinado.

Uno de los guardias logró repeler el fuego, pero recibió dos impactos en las piernas.

Dentro del penal los reos habían arrojado también gas lacrimógeno para contener a los guardias mientras sus compañeros huían. Otros colocaron colchones como barricadas para evitar que los agresores cruzaran otras áreas. También los “carnales” habían empezado a quemar objetos dentro de las áreas comunes.

Cuando llegaron los soldados, poco después de las 7 de la mañana, les pidieron a los reos adentro que retiraran las barricadas que colocaron. Cuando las autoridades de la FGE ingresaron, encontraron dos cajas fuertes con 1.3 millones de pesos, armas, licor…

PARTICIPACIÓN DE BRAULIO

Aunque Braulio Raúl aseguró que el día de la evasión de reos del Cereso 3 él estaba afuera, los testigos lo ubican dentro del penal, cuando “El Neto” lo llamó para que fuera a celebrar el fin de año a la cárcel, él llegó poco después de las cinco de la tarde y le permitieron el acceso.

El Ministerio Público presentó como evidencia en su contra videos de una tienda de conveniencia donde supuestamente se estacionó y bajó de un auto cuando los reos ya estaban afuera y “El Neto” había subido a una camioneta tipo Hummer de color blanco, que fue escoltada por otros autos.

Supuestamente no tuvo más contacto con “El Neto” hasta el día 4 de enero por la noche, según declaró.

Piñón de la Cruz le marcó pidiéndole que le llevara todo su dinero; por la noche le entregó personalmente una maleta en color rosa que contenía 10 millones de pesos en un domicilio de la colonia Azteca.

A casi un mes de la evasión más violenta registrada en el Cereso 3, Braulio López es el primer acusado por los hechos registrados el pasado primero de enero y la audiencia de vinculación o no a proceso será realizada el próximo miércoles primero de febrero, según determinó el juez de Control, quien impuso la prisión preventiva oficiosa por 24 meses contra Braulio Raúl.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD