Estado

NCG: inicia segundo megacierre; crece desacuerdo de los comerciantes

Insisten dueños de giros no esenciales que los dejen trabajar

El Diario

José Miranda Madrid/El Diario

sábado, 14 noviembre 2020 | 15:59

José Miranda Madrid/El Diario

Nuevo Casas Grandes.- Sin obstruir el servicio y la atención a usuarios de la Recaudación de Rentas, el grupo de comerciantes mantuvo por tercer día consecutivo el plantón frente a las oficinas de la dependencia.

Los más de 100 comerciantes que desde el pasado miércoles se plantaron frente a la dependencia, pretenden que el gobierno estatal reconsidere su postura y les permita la reapertura de sus negocios en su mayoría calificados como no esenciales. 

La preocupación del titular de la dependencia Pedro Alberto Damiani Armendáriz, se fincaba en que los manifestantes no permitieran la operatividad de la dependencia, cuando se tenía que efectuar el pago a más de 165 y a otro número similar de empleados burócratas del estado.

Sin embargo, el temor del funcionario terminó por ser infundado, ya que el grupo de comerciantes, aunque mantuvo su manifestación, no impidió que la Recaudación de Rentas abriera sus puertas al público y con ello la prestación de servicios a los usuarios.

“Seguimos igual, sin ser atendidos ni escuchados”, coincidieron en señalar ayer.

A su vez, el Recaudador de Rentas, Pedro Alberto Damiani Armendáriz, confirmó que se cumplió puntualmente con el pago nominal a los empleados del gobierno estatal, así como a los docentes a los que se les entrega su cheque de nómina en la dependencia.

Los más de 100 comerciantes formales, en su mayoría con negocios considerados como no esenciales, exigen al gobernador Javier Corral Jurado que implemente las estrategias de rescate económico para las pequeñas y medianas empresas.

Los comerciantes señalan que llevan siete meses sobreviviendo al cumplir las restricciones debido a la pandemia Covid-19, sin embargo, expresan que las duras medidas y restricciones de movilidad por el estado, están a punto de llevar a la quiebra a la mayoría.

Los comerciantes enfatizan que han sacrificado su interés económico y patrimonio familiar de trabajo por mas de medio año, a fin de cumplir medidas de restricción que parecen no terminar y sin ningún tipo de apoyo ni motivación más que el agradecimiento del gobierno estatal por obedecer sus medidas.

“La estrategia estatal nos destina al cierre y por si fuera poco, nos ha puesto en desventaja frente a grandes empresas y cadenas beneficiadas por la clasificación”, agregan.

Los más de 100 comerciantes locales aseguran que en semáforo amarillo sus negocios no esenciales ni siquiera se acercaron al aforo máximo permitido, mientras que los negocios esenciales, a este momento de semáforo rojo y medidas adicionales, a diario concentran grandes aglomeraciones dentro y fuera, siendo estos el verdadero riesgo de contagio por el que se han mantenido cerrados sus pequeños comercios.

La prioritaria petición al gobierno estatal, es que se les permita la reapertura de sus negocios no esenciales bajo un aforo seguro, acceso controlado y en total cumplimiento de las medidas sanitaria.

Además, que para continuar el cierre obligado de negocios no esenciales que impone el gobierno estatal, se les otorgue apoyos económicos y condonaciones de servicios, recaudaciones e impuestos de carácter estatal, relacionados a los gastos operativos y administrativos de los negocios en pausa.

gallito@ncg.diario.com.mx