Estado

Negro panorama para el campo

Se dejaría de sembrar entre el 40% y 60% de la superficie de cultivos por la falta de lluvias y la crisis de las presas

Manuel Quezada/El Diario

jueves, 27 agosto 2020 | 12:21

Chihuahua.- El panorama no es alentador para la producción agrícola, ya que, si bien está asegurado el presente ciclo, es un hecho, que con el volumen actual de las presas no lo está el 2021, y de no caer suficiente lluvia en lo que resta de agosto y septiembre, se quedará sin sembrar entre el 40 y 60 por ciento de la superficie el siguiente año. 

Lo anterior, lo señaló el presidente del Consejo Estatal Agropecuario de Chihuahua, Alfonso Lechuga De la Peña, quien también urgió a un diálogo entre los productores con representantes del gobierno federal y estatal, para con información real, tomar la mejor decisión para asegurar la producción agropecuaria de la entidad. 

Subrayó que los datos no cuadran, ya que la Conagua indica que se seguirá extrayendo agua de El Granero que está en un 36 por ciento de su capacidad total, Las Vírgenes con el 38 y Boquilla con 34%, pero sin considerar el fondo muerto o de azolve que, según los expertos, son de un 20 a 25 por ciento, lo que deja en claro que la disponibilidad del recurso es mucho menor. 

Indicó que, si se habla de que el Distrito 05 requiere de mil millones de metros cúbicos para el ciclo agrícola, ¿de dónde se dice que está asegurado el ciclo próximo? Cuando ya hay un faltante. 

Dijo que prácticamente en agosto no se ha presentado lluvia y los productores están esperanzados que se presente el temporal en septiembre y octubre, para recuperar algo de agua de lo que se ha extraído de las presas. 

Alfonso Lechuga indicó que con lo que se saca de las presas, si bien una parte va para finalizar el Ciclo Agrícola 2020 y otra para el pago del Tratado, ya se va a tener repercusiones negativas para el 2021. 

En caso de que llueva, obviamente la afectación pudiera ser menor, pero en caso de no ser así, habría serios problemas para poder sembrar y tendría una dificultad económica muy fuerte para los cultivos de la región centro-sur de la entidad.

Por eso se debe atender con urgencia este problema por parte de quienes tienen la facultad de abrir y cerrar las presas, así como tener la disposición y liderazgo del gobernador del estado con la federación. Subrayó que se debe permanecer un diálogo tripartita sea en Chihuahua o la Ciudad de México. 

Las peticiones de los agricultores son válidas de asegurar el agua para el próximo ciclo y tener una mejor administración del recurso y una información sustentada del gasto, extracción y disposición del recurso. 

Recordó que la misma Conagua tiene tipificado a Chihuahua con una situación de sequía atípica y con base en ello atender el problema que se ha planteado, ya que, si bien ahora afecta a los agricultores, vendría pronto el efecto negativo con los ganaderos en los siguientes meses, de mantener la situación de la sequía. Hasta ahora hay repercusiones negativas en cultivos como el chile, cebolla, el temporal de maíz, frijol y trigo, así como hortalizas, sandía, melón e incluso alguna nogaleras que se irrigan con agua rodada en los distritos, entre otros. 

El presidente del Consejo Estatal Agropecuario de Chihuahua lamentó que haya muchos intereses ahora que puedan afectar los intereses reales de los productores y hay políticos que pueden sumarse con un interés de sacar tajada político-electoral. 

Alfonso Lechuga insistió en que se requiere transparentar la información de la administración del agua de las presas por la Conagua y que el gobierno federal escuche de una vez a los productores de Chihuahua y evitar también que políticos saquen ventaja de este conflicto real de los productores y de la ciudadanía. 

Finalmente indicó que se puede generar muchos problemas no solo para los agricultores, sino para todos los sectores de la sociedad, sin dejar de lado que habría que traer a Chihuahua los productos que se dejen de cultivar aquí por la falta de agua. 

mquezada@diarioch.com.mx