Estado

Ni la iglesia respetan, la saquean por segunda ocasión este mes

Roban y causan destrozos, señala sacerdote

Tomada de internet / Imagen ilustrativa

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

domingo, 26 diciembre 2021 | 22:37

Ciudad Juárez— En plena Navidad y por segunda ocasión en dos semanas, delincuentes ingresaron a la parroquia María Reina del Universo, donde robaron y causaron destrozos, lamentó su sacerdote, Jesús Apodaca. 

De acuerdo con lo publicado por la Diócesis de Juárez, con éste suman tres robos a iglesias en la ciudad entre el 11 y el 25 de diciembre, de los que dos ocurrieron en la misma parroquia, ubicada en las calles Lucero y Pablo Veronés número 8617, en el fraccionamiento Parajes del Sol.

El primer robo sucedió durante la madrugada del sábado 11 de diciembre, cuando los delincuentes ingresaron al templo a robar equipos de sonido, bocinas y algunas sillas. 

“Se les pide por favor si tienen información o les ofrecen lo extraído nos lo hagan saber en la oficina o se comuniquen al teléfono (656) 843-4375”, pidió entonces la parroquia a través de su página de Facebook, donde compartió fotografías en las que se observa que la puerta de una pared de madera fue destruida para ingresar y robar sillas metálicas. 

El segundo robo en una iglesia ocurrió la madrugada del domingo 19 de diciembre, en la parroquia Jesús El Salvador, ubicada en las calles Leyes de Reforma número 5824 y Martín L. Guzmán, de la colonia Reforma. 

“Hoy por la mañana, domingo 19 de diciembre, encontramos que se metieron a robar en nuestra parroquia todo el equipo de sonido. Les pedimos su cooperación para sí saben algo sobre este robo, avisen al (teléfono) (656) 616-0950” (sic), pidió la iglesia a través de sus redes sociales. 

Sin embargo, el pasado 25 de diciembre, la Iglesia católica de Ciudad Juárez volvió a ser víctima de la delincuencia. 

“Para comunicarles, de parte del padre Jesús Apodaca, que nos robaron nuevamente en el templo parroquial, pero esta vez hubo destrozos y profanación del sagrario. Les pido oración de desagravio por esta situación y su cooperación para reforzar la seguridad de nuestro templo”, se informó. 

A través de las imágenes compartidas en la misma publicación se observan destrozos en los muebles de madera, el equipo de sonido y en diversas áreas de la oficina, pero también se observa el Santísimo tirado en el suelo.