Estado

Niegan empleo a jóvenes familias indígenas en Cuauhtémoc

Jóvenes de 15 años con hijos no pueden ser contratados por ley

El Diario

De la Redacción/El Diario

sábado, 22 junio 2019 | 16:09

Cuauhtémoc.- La disposición que busca garantizar que menores de edad no sean integrados al mercado laboral contrasta con una realidad que se presenta en esta región cada ciclo agrícola: jóvenes de 15 y 16 años con hijos en brazos solicitando un espacio para poder laborar se quedan sin esta oportunidad de generar ingresos de manera honesta a través del cultivo de la manzana.

El tema no es nuevo en la región; indígenas sin oportunidades de obtener un ingreso de 240 pesos diarios por jornal en la sierra se trasladan a localidades como Cuauhtémoc, Guerrero y Bachíniva para ser contratados en las actividades del raleo, deshaije y pizca de la manzana, generando con esto una fuerza laboral que supera las 20 mil plazas laborales, según lo menciona la Asociación de Manzaneros de Cuauhtémoc.

Sin embargo, las políticas de no contratar a menores de edad que dispone la Ley Federal del Trabajo impide a los empresarios manzaneros integrarlos al mercado laboral, a pesar de que existen menores de 15 años con hijos que buscan una oportunidad de trabajo para generar ingresos para sus familias, mencionó Alejandro Bordas Beltrán, representante de los manzaneros en Cuauhtémoc.

"Si bien no estamos de acuerdo con esa medida, a la hora que entra la ley tenemos que prescindir de ellos, pero ellos a su vez necesitan del ingreso para mantener a su familia, mencionó el titular de la institución, quien dijo se está acatando la ley aun y cuando se afecte al sector".

La estimación de producción para este ciclo agrícola es una producción cercana a los 18 millones de cajas de manzana de 300 kilogramos, situación que en septiembre u octubre, con la pizca de la manzana, demandará una fuerza de trabajo que involucra a personas de otras partes del estado y del país, pero que excluye a familias integradas por menores de edad que requieren del dinero, algo que la ley les niega al impedirles un empleo formal en el cultivo de la manzana.