Estado

‘No fue una confusión’

Llega AMLO hoy a Bavispe a informar sobre los avances del caso; familia LeBaron buscará llevarlo al punto donde ocurrió la matanza

Hérica Martínez Prado/El Diario

domingo, 12 enero 2020 | 06:30

La Mora, Sonora— Debido a que el Gobierno federal insiste en la hipótesis de una confusión en el crimen contra la comunidad LeBaron, Adrián Lebarón buscará llevar hoy al presidente Andrés Manuel López Obrador al punto donde mataron a su hija y a sus cuatro nietos, para pedirle seguridad para el país.

“Terminando la reunión lo voy a llevar al cerro desde donde mataron a mi hija, para que vea que no pudo ser una confusión”, dijo ayer a El Diario el padre de Rhonita Miller.

A 69 días de la masacre contra nueve integrantes de las familias Langford, Miller y LeBaron, López Obrador visitará hoy el rancho mormón La Mora, municipio de Bavispe, Sonora.

A de partir de las 9:00 de la mañana, el mandatario se reunirá con los esposos, padres y suegros de las tres mujeres que fueron asesinadas junto con seis de sus hijos.

La primera reunión de la López Obrador ocurrió el 2 de diciembre en Palacio Nacional, en la Ciudad de México, y acordaron que la segunda fuera en el lugar donde vivían las víctimas.

Hoy la reunión se llevará dentro de lo que era la casa de Rhonita Miller y sus cuatro hijos, Howard Jacob, de 12; Krystal, de 10 y las gemelas Titus y Tiana de ocho meses, quienes fueron atacados a balazos y luego incinerados el pasado 4 de noviembre.

Dawna Ray Langford, de 43 años, y sus hijos Trevor Harvey y Rogan, de 11 y 2 años y medio de edad, fueron parte de las nueve víctimas asesinadas en los límites con Chihuahua, en lo que el Gobierno federal dijo que era una confusión y la comunidad asegura que no lo fue.

Después de la reunión privada, se espera que López Obrador se reúna con la comunidad en un evento público, por lo que ayer elementos de la Guardia Nacional y de la Marina se encargaron de vigilar y acondicionar el lugar.

                                            

Ha huído el 80%

De acuerdo con Loreta Miller, suegra de Rhonita, tras la masacre ha huido el 80 por ciento de los habitantes de La Mora, una comunidad que hasta antes del 4 de noviembre era habitada por 30 familias.

Al parecer  se han ido de manera definitiva, “dicen que sí, pero ojalá que no”, dijo la mujer. 

Durante 55 años sus habitantes se han dedicado a la agricultura, pero el miedo los hizo huir hacia Estados Unidos, lamentó quien recibirá hoy a AMLO en su casa.

“Para nosotros es un gran honor que va venir a visitarnos... exactamente qué va a pasar mañana, no tengo idea, no tengo idea. Nos gustaría que nos pudiera decir quien dio la orden de matar a mi familia, es lo que me importa más a mí de todo”, comentó.

Miller sólo tiene una petición para el presidente: “Seguridad para todo México, seguridad para todo México es lo más importante para mí, que nunca más vuelva a pasar esto, que maten niños y señoras inocentes, totalmente inocentes. (Eso) es lo que quiero yo más de todo esto, que salga algo bueno de esto”, aseguró convencida.

Mientras parte de su familia y otros miembros de su comunidad convivían en un juego de beisbol y comían carne asada, ella y su esposo, Kenette Miller, organizaban la logística del evento con el presidente en el rancho donde aseguran que se ha mantenido la vigilancia militar desde la masacre.

Elementos de la Guardia Nacional resguardaron ayer también el camino que conecta a los mormones de Janos, Chihuahua con La Mora, Sonora.

“Estamos aquí para brindarles seguridad”, explica una militar a quienes intentan llegar al municipio de Bavispe en medio del desierto entre ambos estados.

Hasta ayer la Fiscalía General de la República (FGR) había informado oficialmente la detención de siete presuntos involucrados en la masacre, mientras que Bryan LeBaron declaró a medios nacionales que Estados Unidos tiene a dos detenidos más.