Estado
Entrevista exclusiva con el secretario de Seguridad, Gilberto Loya

‘No podía creer que policías no tuvieran base’

Tras asumir el cargo Gilberto Loya Chávez, titular de la SSPE, se sorprendió al saber que agentes no tenían contrato permanente

Omar Morales / El Diario de Juárez / Gilberto Loya Chávez durante la entrevista con El Diario

Sandra Rodríguez / El Diario

martes, 16 noviembre 2021 | 21:30

Ciudad Juárez.-  El titular de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE), Gilberto Loya Chávez, cuenta cómo en septiembre, luego de asumir el cargo, acudió a las instalaciones de la Comisión de Seguridad en esta frontera y, en reunión con los elementos, se sorprendió por el planteamiento que le hizo uno de ellos: que si podía tener contrato permanente.                                                                                

“No sólo no tenía conocimiento: no lo podía creer”, dijo Loya, agregando que fue así como se percató de la falta de base con la que trabaja cerca del 50 por ciento de los dos mil elementos que, además de una “drástica” falta de prestaciones, presentan en la misma proporción carencias de equipamiento como chalecos antibalas y radios.                                                                                                

“Lo tenemos planteado, así lo ha expresado la gobernadora (María Eugenia Campos), que es algo que tenemos que resolver en los primeros seis meses del próximo año”, dijo ayer Loya.                                   “Lógicamente, como son incorporaciones legales y formales a la plantilla del Gobierno del Estado, a la Secretaría de Seguridad, obviamente tendrán que pasar por todas las evaluaciones que tengan pendientes para ingresar: control de confianza, técnicas de la función policial, de desempeño, no tener ningún antecedente en la dirección de Asuntos Internos o en la Fiscalía. La intención es resolverlo rápido”, agregó.                                                                                

En entrevista con este medio sobre el estado de la corporación, el también egresado del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ) señaló que otra condición que encontró fue la “carga” de trabajo adicional, derivada de la decisión de la anterior administración de asumir la seguridad en municipios del occidente, como Ignacio Zaragoza, Madera o Valentín Gómez Farías, entre otros.                                     “Nunca hubo el restablecimiento del estado de fuerza en los municipios y restablecimiento de las policías municipales, que fuera de la mano del restablecimiento de la cantidad de policías del Estado. Eso no pasó. Hoy por hoy, la policía del estado se sigue haciendo cargo de la seguridad de muchos municipios, como San Juanito, Bocoyna, Galeana, Ignacio Zaragoza, Satevó, tenemos el mando único en Cuauhtémoc, estamos atendiendo la seguridad de Gómez Farías, Nicolás Bravo”, dijo.                                                                                

“Esto, ¿qué generó? Que a final de cuentas, esas policías municipales desaparecieron; entonces, eso le llevó una carga directa a la policía del estado, cuando la carga debe ser compartida”, dijo.                   En Madera, expuso, hay además un cuartel construido por el gobierno anterior pero a la fecha sin equipamiento “digno”, como literas, “lockers” o cocina, entre otros elementos.                                                         “Lamentablemente, se quedó nada más hasta la infraestructura; hay que equiparlo. Son las bardas perimetrales, dormitorios, pero las camas son improvisadas, el comedor es improvisado”, señaló.             Otro aspecto de su llegada, mencionó, es la renuncia presentada por hasta 80 elementos ante modificaciones en la operación, como la exigencia de formatos detallados sobre las misiones para las que se solicitan recursos.                                                                                

“Ahora hay cosas tan sencillas como una serie de reglas de que si me pides viáticos para realizar un operativo en cierto municipio, esa solicitud debe venir acompañada de un plan de operaciones, y debe determinar, a partir de la comisión, un resultado directo de esa intervención, cuál fue el resultado que tuvimos; cosas básicas para cualquier institución y que ahora estamos haciendo”, dijo.                               “Cuando empiezo a pedir que manden el plan de operaciones (…) No había esa información tan clara, y se empezaron a ir”, señaló.                                                                                

También informó que, ante las denuncias, está en curso un análisis del trabajo de los mandos de la corporación.                                                                                

“De todos los mandos estamos llevando a cabo una investigación (…) Hay una serie de denuncias. Llegamos y nos encontramos con una realidad de la policía del Estado, y lo que hemos estado haciendo es un análisis de información de todos los mandos que están actualmente”, dijo.                                                                                

“Es un tema de evaluar dos cosas: de los expedientes de denuncias que pueda haber y la otra es evaluar sus resultados en la nueva forma de operar (…) Y quien se apegue a eso y dé resultados, continuará trabajando, siempre y cuando el tema de las denuncias no se sustente en una realidad; si es algo real, es imposible que alguien así se pueda seguir trabajando dentro de la corporación”, agregó.                                                                                

Consultado sobre la presencia de los grupos criminales en la entidad, el que fuera también jefe de la Policía Municipal de Chihuahua planteó que continúan operando el Cártel de Juárez y de Sinaloa -sin indicios de arribo de otra organización- y que ambos grupos, aseguró, han contraído sus actividades en la zona occidente de Chihuahua.                                                                                

Esto, señaló, aun luego de la detención de Francisco Arvizu Márquez, alias “El Jaguar”, presunto jefe del Cartel de Sinaloa en la zona de Madera y arrestado el 23 de octubre pasado por el Ejército Mexicano.   “El tema del conflicto en los territorios no es quién se está peleando la plaza: la plaza es del estado. Todo el estado es de la autoridad estatal, entonces ¿qué es eso? Reforzar para que este tipo de violencia no se dé, y que no haya ese tipo de recrudecimientos en la zona”, dijo.                                                                                

“En toda la zona serrana hemos metido operación, desde Guadalupe y Calvo hasta Madera, la zona de Largo Maderal, hemos metido un reforzamiento de seguridad de todas las agencias, para evitar el desplazamiento, para evitar que se siga dando la extorsión, el secuestro, el enfrentamiento entre grupos criminales”, agregó.                                                                                

Sobre el tráfico de personas detectado en la entidad, planteó que éste se ha extendido a zonas adicionales a la ruta de Ciudad Juárez –por su vigilancia-, motivando el crecimiento en Ojinaga y Coyame, donde a la fecha continúan desaparecidos 13 migrantes.                                                                                

En ese contexto, mencionó el patrullaje preventivo a cargo de la SSPE en el helicóptero XC-CUU (de la flota oficial) que inició el pasado domingo sobre colonias y centros comerciales de esta frontera, y que se prevé tener en Juárez hasta enero próximo.                                                                                

“Está disponible para cualquier patrullaje de reacción que se pueda dar en la ciudad”, dijo.