Estado
Denuncian tarahumaras en la zona serrana

'No tenemos comisarios ni policía'

Recrudecimiento de la violencia e inseguridad atemoriza a las comunidades

Archivo

De la Redacción

miércoles, 13 julio 2022 | 18:53

Chihuahua.- Una de las problemáticas más sentidas para las comunidades rarámuris en Bocoyna y Urique es el recrudecimiento de la violencia y la inseguridad. Representantes de 11 comunidades señalaron que en algunos sitios no se cuenta con comisarios de policía, tampoco juzgadores, y los crímenes como desapariciones, desplazamientos forzados, tala ilegal, trasiego de droga afectan cada día más el desarrollo de las mismas. 

Entre los denunciantes se encontraban gobernadores de distintas comunidades que el día de ayer presentaron el plan de Desarrollo Regional Nátiga Busuré, que contempla la seguridad como uno de los temas prioritarios. 

“Es algo que sí necesitamos más seguridad (sic) sobre todo en la Barranca que es corredor turístico, que estuviera ahí gente vigilando, tanto del gobierno federal como del estado, la guardia nacional. Es lo que estamos pidiendo más apoyo para los pueblos indígenas. En algunas comunidades no tenemos la autoridad, no tenemos comisarios de policía que hace falta. Los gobernadores tienen sus capitanes como han sido tradicionalmente, que son como policías nomás que no tienen pues recurso, son voluntarios nada más, como capitanes andan ahí viendo si alguien hizo mal las cosas”, destacaron. 

Se trata de una justicia comunitaria, pero que no puede ir contra el crimen más allá de los miembros de las comunidades. Según el citado plan donde se destaca la problemática señala que en cuanto la administración de justicia los jueces son escasos, en estos municipios hay un juzgado menor mixto y existe un alto índice de impunidad. Los delitos más frecuentes son el robo común, los homicidios, lesiones, robo de ganado, delitos sexuales y secuestros.