Estado

‘No veré a mi mamá en un año’

Teresa Morales es la primera enfermera que ingresó al área Covid-19 del hospital del Issste

Alejandro Vargas/El Diario de Juárez

domingo, 19 julio 2020 | 06:35

Ciudad Juárez.- La expresión de alegría que portaba consigo en su cumpleaños cambió por una de angustia al día siguiente, narra Teresa Morales, quien fue la primera enfermera que ingresó al área Covid-19 del hospital del Issste.

Su cumpleaños fue el 29 de marzo pasado, y el día 30 de aquel mes le tocó atender al primer paciente con síntomas agravados por el padecimiento, quien “se deterioró en menos dos horas”; nada volvió a ser igual.

“Fue un lunes cuando me tocó el primer paciente positivo y fue nuestro primero grave y de hecho fue el primero que falleció. Llegó en mi turno, lo pasaron, iba bien malo, cosas que no estás acostumbrado a ver, y en menos de dos horas se deterioró bien rápido, fue impresionante. Llegó platicándome a qué se dedicaba, y sí me podía mucho verlo así, en menos de dos horas cayó intubado”, dice Morales, de 34 años.

Destaca que se hizo todo lo posible por salvar su vida, sin embargo, la enfermedad derivada de la nueva cepa SARS-CoV-2 no permitió que el hombre volviera con su familia, convirtiéndolo en una de las 613 personas en Juárez que han fallecido, hasta ayer, por Covid-19 de forma oficial, según reportó la Secretaría de Salud del Estado. 

“Es raro que se complique el paciente tan deprisa y no estás listo para ver esas cosas. Nos duró como una semana, fue nuestro primer paciente y fue para nosotros una nueva experiencia, todos los días saliendo del trabajo leíamos artículos y hablábamos entre enfermeros y médicos. Soy enfermera de urgencias y estoy acostumbrada a pacientes graves, delicados, pero los estabilizas… llegan mal pero a las dos horas ya los ves mejor, y en estos pacientes (Covid) es al revés, llegan bien y a las dos horas están peor”, narra.

La exposición a dichos escenarios, detalla, la ha impactado, como al resto de los profesionales de salud, ya que teme contagiarse del virus, por lo que –al ser vulnerable– tomó distancia de su familia: “Me resigné a que no veré a mi mamá en un año”, señala con tristeza la especialista en urgencias, que con sus colegas ha participado en múltiples recuperaciones, que se integran entre los mil 473 en la frontera.

‘Sean más empáticos con el personal de Salud’

“Estoy orgullosa de mi hospital. Nunca nos ha faltado nada, considero que los contagios que ha habido entre el personal son meramente por descuidos en el manejo del equipo (al retirarlo), me tocó andar con Calidad armando el área y fui parte de cómo fueron formando el protocolo, no hay una fuga en el manejo pero es algo nuevo y es obviamente de humanos que a veces te equivocas al retirarte el traje”, puntualizó.

Destaca que para no adherirse al conteo de 3 mil 690 casos confirmados de Covid-19 en Juárez, de los que se desprenden los referidos finados y sanados, procura seguir los protocolos de higiene en todo momento, ya que –tras salir del área Covid-19–, a donde se ofreció de forma voluntaria y profesional, toma cuidados.

Pide a los ciudadanos “sean más empáticos con el personal de Salud. Aunque sea nuestro trabajo y nuestra vocación también somos seres humanos, y somos hermanas, tías… y para nosotros ha sido muy difícil porque hemos tenido que suspender esos lazos, por el riesgo que tenemos”, destaca Morales, quien urge a la población a que mantenga los cuidados: sana distancia, cubrebocas e higiene, para superar este virus, y quién sabe, quizá para el próximo cumpleaños lograr soplar las velas con sus seres queridos a un lado.