Estado

'Nos da miedo salir; necesitamos ayuda'

Desde hace años habitantes de Madera viven en la zozobra dado la inseguridad extrema

De la Redacción/El Diario
sábado, 07 septiembre 2019 | 08:35

Chihuahua.- El hallazgo de dos cuerpos descuartizados la tarde del pasado jueves en la carretera de Madera hacia El Largo Maderal, fue producto de un nuevo enfrentamiento armado que generó pánico entre los pobladores de la región quienes desde hace años viven en la zozobra debido al clima de inseguridad extrema que se registra en la entidad.

De acuerdo con ciudadanos de dicha región, cuyos nombres se omiten ante posibles represalias, el jueves fue un día de incertidumbre, temor y confusión ya que nadie tenía una información precisa respecto a los hechos y posibles consecuencias de estos ya que incluso se corrió el rumor de un “toque de queda” impuesto por los delincuentes.

“Nos enteramos que hubo un enfrentamiento en el entronque a Las Varas y disturbios en El Largo Maderal; de inmediato empezaron a circular los mensajes que indicaban que no se circulara por esos puntos porque la balacera fue larga y hasta se hablaba de un toque de queda. No sabíamos qué hacer ante tanta información cruzada”, indicaron los entrevistados.

Hicieron hincapié en que ya es mucho tiempo el que han debido de “aguantar” la inseguridad que en lugar de disminuir parece que aumenta conforme pasa el tiempo al igual que la crudeza con la que se dan los enfrentamientos y asesinatos.

“Las autoridades han demostrado que son incapaces de detener todo esto. La mayoría de la gente que vivimos acá somos personas que trabajan de manera honesta y no podemos seguir con nuestra vida normal solo porque hay criminales que quieren seguir operando y autoridades que los quieren seguir dejando. Eso no es justo para nadie”, indicaron en tono de reclamo.

Otros entrevistados manifestaron el temor que les da el simple hecho de salir de su casa ante el riesgo latente de que se presenten los enfrentamientos y los sorprenda entre el “fuego cruzado” “Las cosas no están fáciles, nos da miedo salir. Estamos expuestos todos, necesitamos ayuda”, clamaron.

La tarde del jueves fueron encontradas diversas partes de dos cuerpos humanos en el kilómetro 33 de la carretera que lleva de ciudad Madera al ejido Largo Maderal.

Según el reporte policial en el lugar no fueron localizadas las extremidades cefálicas de ambos cadáveres, situación por la cual se reporta la condición de desconocimiento de las identidades.

De igual manera, se informó que en el lugar no fueron localizados casquillos percutidos o algún otro indicio que llevara a establecer que fueron ultimados en el lugar. Lo anterior se da de manera posterior al reporte de enfrentamiento en la región de Las Varas y de Babícora ese mismo día, en donde ciudadanos destacan el haber escuchado detonaciones, en tanto que la autoridad desmintió que se presentara algún incidente violento.

Estos hechos se suman a la larga lista de eventos delictivos registrados en esa zona donde apenas el pasado 29 de agosto, la guerra criminal dejó como resultado tres mujeres muertas, todas degolladas, así como un sujeto calcinado, además de dos vehículos y dos viviendas incendiadas en la comunidad de La Marta, municipio de Madera, que se localiza en la carretera que conduce a Temósachic.

En 2018, tras 20 días de enfrentamientos la empresa Pan American Silver, de capital canadiense, suspendió la operación de la mina de Dolores, ubicada en ese municipio debido a la presencia constante de grupos del crimen organizado y las condiciones de inseguridad que imperaban en la zona, informó en ese momento José Jabalera Batista, director de Minería del gobierno de Chihuahua.

Justo un año antes, en 2017, varias familias decidieron abandonar sus tierras tras los continuos eventos violentos que hicieron crisis el 5 de julio con un enfrentamiento en la comunidad de Las Varas que dejó un saldo de 15 muertos y un policía herido.

Ahora, tras la incesante ola de violencia, los pobladores claman apoyo mientras la autoridad estatal indica que “no hay reporte de hechos violentos” a pesar de la evidencia que queda en trozos.