Estado
Fallece don Arnoldo Cabada de la O

‘Nos guiaba con sabiduría’

Propietario y fundador de Canal 44 será recordado por socorrer a los más desprotegidos

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez

El Diario de Juárez

martes, 09 febrero 2021 | 10:24

Ciudad Juárez— Don Arnoldo Cabada de la O, fundador de Canal 44 y padre del alcalde Armando Cabada Alvídrez, falleció ayer en la madrugada a la edad de 86 años, debido a un infarto.

“Un extraordinario líder, nos guiaba con mucha sabiduría, mucho carácter, pero con mucho amor”, dijo su hijo Sergio Cabada Alvídrez.

Afirmó que don Arnoldo, nacido en Santa Bárbara, Chihuahua, será recordado por socorrer a los más desprotegidos, como lo hizo durante 40 años con su programa “Entrevistas”, así como agradecido y detallista con quien lo ayudó.

Sus restos estarán hoy de 11 am a 2 pm en el estacionamiento de Canal 44, ubicado en Manuel Gómez Morín #8388, para que los ciudadanos que deseen despedirse lo hagan a bordo de su automóvil.

Empezó arando la tierra

La verdadera pasión de su vida era ayudar a las personas necesitadas, relató Sergio.

“El origen de mi padre fue muy humilde; el empezó en un pueblito que se llama Villa Ocampo, Durango, él viene de una familia muy humilde y empezó arando la tierra y lo que quería tener eran unos huaraches para no estar pisando la tierra descalzo, eso nunca se le olvidó, y nunca se le olvidó todas las personas que a lo largo de la vida le tendieron la mano”, contó.

Dijo que en sus años de juventud le gustaba correr autos de carreras, después jugó golf y era amante de los perros, por lo que disfrutaba sacarlos a pasear.

Nunca le gustó la política, aunque cuando ya era dueño del Canal 44 el Partido Revolucionario Institucional (PRI) le planteó en la década de los 80 ser candidato a diputado, a lo que aceptó.

“Él la verdad lo hizo por compromiso, porque así se lo pidieron, y perdió, gracias a Dios. Nos hizo saber que a él nunca le gustó la política y no le gustaba”, mencionó.

Sergio dijo que cuando su hermano Armando, actual presidente municipal incursionó en la política, don Arnoldo le decía, “qué te metes mijo, esa fregadera no es nada agradable, pero bueno, ya Armando tomó su propia decisión”.

“Yo lo recuerdo como un hombre muy cariñoso, éramos muy cercanos a mi papá, él era un hombre muy cálido con sus expresiones, que se tomaba siempre el tiempo para platicar con nosotros y hacer charlas de sobremesa, un poco ilustrarnos sobre las cosas que el sentía que eran peligrosas o difíciles en la vida, nos iba guiando”, mencionó Sergio Cabada.

acastanon@redaccion.diario.com.mx