Estado

Ofrece Iglesia apoyo legal y moral

Sacerdote agredía a niña desde que era monaguilla; pendiente, otra investigación en Juárez

Verónica Domínguez/El Diario
lunes, 11 febrero 2019 | 06:00
Gabriel Cardona/ El Diario | Hesiquio Trevizo, vocero de la Diócesis de Ciudad Juárez

Ciudad Juárez– El padre Aristeo Baca, quien fue acusado de violación agravada por un a menor de edad, tiene el apoyo jurídico y moral de la Iglesia Católica, informó ayer en una conferencia de prensa, el sacerdote Hesiquio Trevizo, vocero de la Diócesis de Ciudad Juárez.

“Más que hablar de posturas, hablamos de una consternación de algo que nos duele mucho, conocemos al padre Aristeo que es un ícono, que ha hecho un gran servicio en la comunidad como sacerdote desde hace 40 años. Estamos ahorita en una audiencia inicial, no es ninguna sentencia firme, es un proceso acusatorio de una violación agravada,”, expuso el vocero.

“El apoyo legal ya lo tiene y el apoyo moral de toda la comunidad católica, lo conocemos por su gran labor, y sí tiene el apoyo moral de todos nosotros, de toda la comunidad católica, y de otra gente de buena voluntad del Gobierno que lo ayudaron y lo conocieron y también de las grandes empresas”, indicó Hesiquio Trevizo.

El vocero dijo que no hay un temor de que los feligreses se ausenten de la Iglesia, por el contrario hay feligreses y sacerdotes que oran por él.

“Creo que el efecto es contrario, hay mayor unidad, más compactación, son casos que nos duelen y que tratamos con mucha delicadeza y con mucho dolor, un hermano no deja de ser hermano cualquier que sea la falta que haya cometido, un hijo no deja de ser un hijo con cualquier pecado que haya cometido”, afirmó el vocero de la Diócesis de Ciudad Juárez.

Agregó que no han tenido una conversación extensa con el padre Aristeo Baca, pero están muy consternados por el abatimiento en el que se encuentra.

En cuanto a la realización de un proceso de derecho canónico, Hesiquio Trevizo, dijo que no se pueden adelantar porque aún no hay una sentencia, por lo tanto, no procede el otro juicio por parte de la Iglesia Católica, sólo en caso de que sea culpable por del delito por el cual se le acusó.

El representante de la diócesis informó que fue una sorpresa la detención del padre, por lo que no se han acercado a la víctima porque desconocían esa situación.

De acuerdo con el vocero, el pastor de Santamaría de la Montaña, se encuentra delicado de salud debido a que ya había tenido un derrame cerebral, estuvo enfermo de los pulmones y había sufrido un infarto, por lo que ya se le llevó el medicamento que necesita.

Debido a la ausencia del sacerdote Aristeo Baca, ya se designó a un vicario que oficiará las misas en la iglesia Santa María de la Montaña, y el complejo Santa María, del cual ha estado a cargo, lo atenderá un grupo de personas de otras congregaciones religiosas a quienes desde hace tiempo lo cedieron en comodato.

Datos periodísticos indicaron que hubo otro caso similar en el cual, el sacerdote Leopoldo Nevárez Erives, fue acusado de abuso sexual en perjuicio de una mujer que padece esclerosis múltiple, el hecho sucedió el 8 de septiembre de 2015 en el interior del templo “La Transfiguración del Señor.”

Leopoldo Nevárez Erives, fue separado de sus actividades religiosas el 27 de marzo del 2016. En cuanto los dos casos que se han presentado de abuso por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica en Ciudad Juárez, el vocero puntualizó que “se tienen que tomar todas las medidas y precauciones en todos los órdenes de todas partes, desgraciadamente estamos ante una especie de situaciones graves, por todo lo que ha pasado en nuestra ciudad al respectó.”  

[email protected]