Estado

Ordena tribunal quitarle reporte a estudiante por llevar pelo largo a la escuela

El juez Arturo Alberto González Ferreiro consideró que ese lineamiento viola los artículos 1 y 3 constitucionales

Jaime Armendáriz/El Diario
jueves, 09 mayo 2019 | 16:37

Un juzgado Federal le ordenó a una escuela secundaria de Parral retirar el reporte levantado a un alumno por llevar el pelo largo, con el argumento de que ello es violatorio de la Constitución Mexicana.

Se trata de un recurso promovido por el estudiante y su padre, luego de que al joven se le impidió tomar clases el 9 de noviembre pasado, y 2 días después le levantaron un reporte por no cortarse el pelo.

Esto se dio en la escuela secundaria número 3055 "Francisca Lozano Olivas", cuyo reglamento 2014-2015 impone que los estudiantes varones lleven "corte de pelo natural oscuro", y el cual quedó sin efectos en particular hacia ese estudiante con el amparo.

El juez Arturo Alberto González Ferreiro consideró que ese lineamiento viola los artículos 1 y 3 constitucionales en lo relativo a que todo individuo gozará de los derechos humanos reconocidos por el Estado Mexicano, entre ellos el derecho a la dignidad.

Esto, en "su vertiente de libre desarrollo de la personalidad, y el derecho a la educación al condicionar el acceso a tales derechos a asumir la imposición de un patrón estético".

El juez determinó que las autoridades no justificaron por qué los alumnos hombres deben portar cierto tipo de corte de cabello y la relación o impacto que ello tiene en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
 
Llevar el cabello de cierta forma no aporta ni afecta el aprendizaje y convivencia escolar; por el contrario, dicha imposición limita el derecho al libre desarrollo de la personalidad de los menores, subraya el recurso ganado por el alumno y su padre.
 
La sentencia puntualiza la facultad que tiene cada persona para elegir su plan de vida y actuar conforme a sus ideales sin atender a un modelo de virtud o fin perfeccionista; el único límite es la no afectación de los derechos de otros.
 
En este sentido, se estableció que las autoridades educativas no garantizaron los derechos humanos del estudiante ni velaron por el interés superior del menor; además, incurrieron en conductas excluyentes y discriminatorias al condicionar el acceso del alumno al plantel educativo con base en su apariencia física.