Estado

Ordenan aprehensión de tres acusados de matar a comandante

Esa noche de varios ataques se recuerda por la frase ‘a quién se le ocurre qué pendejo’ de Realivazquez

Cortesía
Cortesía
Cortesía

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

lunes, 16 agosto 2021 | 14:05

Tres hombres que habían sido detenidos posterior al último ataque coordinado contra policías el pasado mes de julio, fueron notificados de que son investigados por el homicidio de un mando policíaco y se les ejecutó orden de aprehensión en las instalaciones de la penitenciaría estatal.

La Fiscalía de Distrito Zona Norte, informó que agentes ministeriales notificaron tres órdenes de aprehensión por el delito en cuestión a Jonathan H. C., Oscar Z. V., y Oscar Rubén G. D., a quienes se les atribuye la muerte violenta del comandante, Ramón Favela Barraza, registrada en una tienda de abarrotes el 14 de junio del presente año, en el cruce de las calles Benito Juárez y Baja California de la colonia Salvarcar.

Las referidas personas de 27, 30 y 31 años de edad respectivamente, se encuentran internados en el penal local desde el pasado 16 de junio, tras ser detenidos por su presunta participación en ataques a elementos de la Policía, en diversos sectores de la ciudad, dicen archivos periodísticos.

Alrededor de las 8 de la noche el comandante municipal, Ramón Favela Barraza, fue asesinado de civil en el interior de una tienda de abarrotes de su propiedad ubicada en las calles Baja California y Benito Juárez en la colonia Salvárcar, según los antecedentes que acusan la participación de los tres detenidos.

La Fiscalía informó que a través de las investigaciones para el esclarecimiento del citado crimen se obtuvieron datos de prueba sobre su probable participación en los hechos.

Ese mismo 14 de junio pasado se dio una segunda agresión en el estacionamiento de una tienda de autoservicio ubicada en las calles Júmanos y bulevar Zaragoza, donde se reportó la muerte de otro elemento municipal. La unidad oficial quedó con múltiples impactos en los vidrios y carrocería, según archivos de El Diario.

Tras ese incidente, minutos después se reportó una persecución con balacera a corta distancia, en el bulevar Zaragoza y Puerto Huelva, donde fue abatido por los policías uno de los presuntos responsables del ataque a los agentes, quien traía puesto un chaleco antibalas y además se le localizó un arma de fuego.

Simultáneamente, elementos de la policía municipal fueron atacados a balazos en el cruce de Independencia y bulevar Juan Pablo II y además de que se lanzó una alerta ante la serie de amenazas contra comandantes de esa corporación, citan los reportes.

Horas más tarde el cuerpo de otro policía municipal fue localizado en un lote baldío en el fraccionamiento San Juana, cerca de una torre de luz. Otro ataque más sucedió en la calle Acacias y Melchor Ocampo donde una agente fue lesionada a balazos.

En medio de las agresiones la camioneta del comandante Ricardo Realivázquez, jefe de la CES, fue atacada a balazos por mismos agentes de la SSPM en el sector oriente.

Alterado el mando estatal que viajaba en una Tahoe azul dijo por radio: “ya me la balacearon”, mientras que otro agente refirió por la frecuencia “a quien se le ocurre” en alusión a que el vehículo en que viajaba no era oficial.

Ante eso quedó grabada la frase de respuesta que dio Realivázquez a ese comentario: “A quien se le ocurre qué pendejo”.