Estado

Otra demanda a Walmart de El Paso por tiroteo

La tienda tenía la responsabilidad de proteger a sus clientes y no cumplió con su deber legal, señaló la familia de una de las víctimas

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso
martes, 08 octubre 2019 | 13:05
El Diario de Juárez

El Paso— Familia de víctimas de tiroteo levantan otra demanda en contra de Walmart.

La firma de abogados Zambrano representará a los familiares de dos de las 22 víctimas del fatal tiroteo en Walmart de El Paso en una demanda en contra del corporativo de la cadena de supermercados.

“Me siento honrado de poder presentar a la madre de quien fue en vida mi amigo de la preparatoria para poder honrar su memoria y castigar a todos los que obraron mal y están involucrados con esta demanda”, declaró Jesse Zambrano, abogado de la familia de Leonardo Campos y Maribel Hernández.

Leonardo Campos estaba de compras en el Walmart del 7101 Gateway West el pasado sábado 3 de agosto, cuando el acusado Patrick Crusius se acercó con un rifle de asalto AK-47 y comenzó a disparar. 

El agresor le disparó a Leonardo, quien desafortunadamente no sobrevivió. En total, Crusius asesinó a 22 personas e hirió a 24 más ese día en Walmart en El Paso, donde Leonardo vivía con su esposa Maribel Hernández y sus cuatro hijos, alega la defensa de la familia de Campos.

La demanda afirma que “Walmart tenía la responsabilidad de proteger a sus clientes y Walmart no cumplió con su deber legal porque no empleó guardias de seguridad para patrullar la tienda, entre otras medidas de seguridad”.

“Queremos asegurarnos de que se haga justicia para mi cliente y todas las familias relacionadas que sufrieron pérdidas trágicas como resultado de este incidente”, expresó Zambrano.

La ubicación de El Paso Walmart donde ocurrió el tiroteo no parece haber tenido guardias armados por seguridad, aunque otros Walmart del país sí cuentan con sistemas operativos de seguridad, se agrega en la demanda.

Robert Ammons y Patrick Luff de The Ammons Law Firm, junto con Jesse Zambrano de Zambrano Law Firm, representan a varios clientes en una demanda contra el corporativo Wal-Mart, incluyendo a la familia de Guillermo y Jessica García, quienes se encontraban el día de los hechos a las afueras de la tienda recabando fondos para el equipo de futbol de sus hijos.