Estado

Papá de Norberto pedirá ayuda al gobernador

'Nadie me ha hablado para decirme qué hay de nuevo'

Érika González Lozano/El Diario
viernes, 05 julio 2019 | 13:40

Chihuahua.- “Solicitaré el apoyo del gobernador del Estado Javier Corral Jurado, como máxima autoridad de Chihuahua, para ver en qué me puede ayudar con el caso de mi hijo”, declaró ayer Norberto Ronquillo, padre del estudiante Meoquense que fue secuestrado y asesinado en la Ciudad de México, días antes de graduarse de la carrera de Mercadotecnia. 

A un mes de perder a su hijo en manos de la delincuencia, el señor Norberto Ronquillo, notablemente dolido, dijo sentirse tranquilo para dar seguimiento a las investigaciones. 

Informó que aunque teme por su seguridad, en los próximos días estará viajando a la Ciudad de México para ver qué avances hay en las investigaciones sobre los responsables del secuestro y homicidio de su hijo, “nadie me ha hablado para decirme qué hay de nuevo”, indicó. 

Ayer jueves se cumplió un mes de la muerte de Norberto, originario de Meoqui, Chihuahua, quien fue secuestrado el 4 de junio al salir de la universidad en la Ciudad de México. 

El entrevistado dijo que buscará el apoyo del gobernador del estado para ver hasta dónde le puede ayudar, ya que hasta el momento no hay ningún detenido, “cualquier intervención de la máxima autoridad de Chihuahua va a ser muy útil”, afirmó.

 “Quiero que se haga justicia y que no se pierdan más vidas inocentes como la de mi hijo, estoy seguro que muchas familias que tienen familiares estudiando o trabajando allá, están con miedo por toda la inseguridad que se está viviendo”. Sorprendido narró cómo los mismos reporteros de la Ciudad de México decían que lo que le pasó a su hijo es el pan de cada día, hasta con cinco secuestros diarios. 

“No es posible que las personas se acostumbren a vivir así, tanto como para reconocer que esos delitos son el pan de cada día, las autoridades deben de parar todo lo que está pasando, no sé qué les pasa, pero no es nada bueno”, declaró. 

“Yo no vi venir lo de mi hijo, pero tengo que vivir con eso y buscando justicia para que no se pierdan más vidas, es triste la facilidad con la que le quitaron la vida a Norberto y a nosotros nos la cambiaron para siempre, cuando lo único que hacíamos era levantarnos todos los días para salir adelante, trabajando o estudiando”. 

Dijo que de parte de las autoridades espera que quienes forman parte de las investigaciones hagan su trabajo, porque ya se cumplió un mes de que le arrebataron la libertad y la vida a su hijo y como padre lo mínimo que está esperando es justicia.