Estado

Para muchos negocios el ámbar llega demasiado tarde

En seis meses cerraron por lo menos 40 gimnasios, mientras que los que han logrado mantenerse a flote enfrentan fuertes deudas

El Diario

Orlando Chávez/El Diario

martes, 29 septiembre 2020 | 23:27

El anuncio de que 57 municipios de la entidad, incluyendo Chihuahua, pasaron de la fase naranja al amarillo en el semáforo de reactivación ante la pandemia generada por el Covid 19, fue bien recibido por los dueños de bares y gimnasios, quienes desde ayer ya pudieron abrir, sin embargo habrá varios negocios que ya no abrirán sus puertas debido a que los problemas económicos los obligaron a cerrar de manera definitiva. 

Mauricio Mouré, quien era propietario de dos establecimientos pero debido a las afectaciones generadas por la pandemia y las medidas de prevención tuvo que cerrar uno de ellos, indicó que hasta ayer desconocían que se había decidido cambiar el color del semáforo de activación económica del naranja al amarillo, pero que es una noticia que ayudará a reactivar la economía en la ciudad, la cual está muy dañada. 

Añadió que ha sabido de varios casos de negocios que fueron cerrados de manera permanente debido a que las rentas y otros gastos fueron una carga demasiado pesada. 

“Hubo negocios que tenían dos locales, como uno que estaba en el periférico de la Juventud y otro en el centro y optó por dejar en operaciones solamente el del Centro porque en la plaza del periférico era demasiada cara la renta”, dijo. 

Apuntó que hay varios ejemplos similares en la ciudad. El 2020 será recordado como el año más complicado para los gimnasios, por lo menos en lo que corresponde a la ciudad de Chihuahua, debido a que fue mucha la espera de que el semáforo de reactivación pasara al amarillo. 

En cuestión de seis meses han cerrado por lo menos 40 gimnasios, mientras que los que han logrado mantenerse a flote, enfrentan deudas y diversas complicaciones, en espacial económicas.