Estado

Paramédico asesinado estaba a un mes de casarse y era padre de una bebé

Luis Pablo Jiménez y su pareja llegaron a trabajar a un domicilio y en el exterior ocurrió un tiroteo

Cortesía

Mayra Selene González / Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 31 mayo 2021 | 13:20

Ciudad Juárez.- A un mes de casarse, padre de una bebé de meses, un paramédico de 22 años de edad fue asesinado la noche del sábado cuando se encontraba realizando otro de los trabajos que tenía para salir adelante.

Luis Pablo Jiménez Moreno y Kenia, su pareja, llegaron a un domicilio ubicado en la calle Segunda de Ugarte y Baja California de la colonia Felipe Ángeles para brindar un servicio de equipo de sonido y robots LED ya que en el lugar se realizaba una fiesta, sin embargo en el exterior ocurrió un tiroteo, según narraron sus familiares.

Pablo quedó lesionado y a pesar de las múltiples llamadas al 911, no obtuvieron respuesta por lo que ninguna ambulancia ni patrulla llegó al lugar a atender la emergencia, mencionó Nancy Alcocer, madre de Kenia.

Pablo tuvo que ser trasladado a recibir atención médica a bordo de un vehículo particular, sin embargo perdió la vida en el trayecto, según informaron sus allegados.

“Amor de mi vida, me han destrozado el corazón, tú, una persona que no le debía nada a nadie, te arrebataron la vida frente a mis ojos, juro por lo más preciado que traté de salvarte la vida…”, escribió Kenia en su red social.

Mencionó que en un mes se casarían y que ya se estaban mudando a su casa junto con su pequeña hija y por fin trabajaría en lo que soñó desde pequeño.

Su suegra mencionó que Pablo trabajaba para la empresa de ambulancias LIFE, que brinda servicio a las personas enfermas de Covid-19, bailaba para la empresa de robots LED y en sus días de descanso iba como voluntario a Rescate Municipal.

Había pertenecido a grupos de danza desde la secundaria y actualmente estudiaba en línea por lo que lo describieron como un jóven activo y trabajador.

La Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez confirmó que fue estudiante de la carrera de Protección Civil y Emergencias.

Efrén Matamoros Barraza, director de Protección Civil Municipal, lamentó el hecho y mencionó que Pablo Jiménez era voluntario de Rescate Municipal y acudía una o dos veces por semana a brindar sus servicios sin recibir una compensación.

“Es muy lamentable porque el ser voluntario es algo extraordinario”, mencionó el funcionario.

La comunidad rescatista de Juárez también lamentó el asesinato de Pablo, a quien, de acuerdo con las primeras versiones, al dispararle lo llamaron por otro nombre, según dijeron excompañeros y uno de sus amigos, quien lo describió como “un buen muchacho, muy noble, muy trabajador y que además acababa de ser papá”. 

Por su parte Luis Jiménez, padre de la víctima, también dejó un sentido mensaje para su hijo, quien heredó su vocación por los servicios de rescate, ya que él es un paramédico jubilado del Municipio.

“Gracias hijo por haber sido el mejor de los hijos. Ve tranquilo con tus abuelos y familia que te esperan para guiarte. Te Amo hijo”, le escribió.

De acuerdo con sus amigos, aunque al ingresar al servicio nacional LIFE había sido enviado al sur del país, durante la pandemia fue regresado a Ciudad Juárez para apoyar en los traslados de víctimas de Covid-19 al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por lo que la base de la empresa de ambulancias la ubicaron en la Asegurada.

A través de redes sociales, la empresa LIFE lamentó también la pérdida del joven juarense, al igual que sus compañeros, quienes lo describieron como alegre, divertido, buen amigo y buen compañero. 

El Diario buscó información sobre la investigación de este caso con la Fiscalía de Distrito en la Zona Norte, sin embargo no fueron atendidas las llamadas.