Estado

Parece que se los tragó la tierra: familiares

Lamentaron ayer familiares del grupo de migrantes que hoy cumplen dos semanas de haber sido privados de la libertad

Cortesía INM / Elementos del Ejército Mexicano y del INM durante el operativo de búsqueda

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 09 octubre 2021 | 05:00

Ciudad Juárez— “Parece que se los tragó la tierra”, lamentaron ayer familiares del grupo de migrantes que hoy cumplen dos semanas de haber sido privados de la libertad en una brecha entre Coyame del Sotol y el poblado de Lomas de Arena, municipio de Guadalupe. 

Pese a los operativos de búsqueda por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y la Unidad Especializada en Investigación de Personas Ausentes y/o Extraviadas, de la Fiscalía General del Estado (FGE); la Secretaría Estatal de Seguridad Pública (SESP); la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); la Guardia Nacional (GN); la Comisión Estatal del Búsqueda (CEB); las policías municipales de Coyame y Guadalupe, y Grupo Beta, del Instituto Nacional de Migración (INM), el grupo de 13 personas suma hoy 15 días sin comunicarse con sus familiares. 

A través de redes sociales, familiares y amigos comenzaron a buscar al queretano Rodolfo Guzmán González, de 32 años de edad, quien salió de su entidad a mediados de septiembre y quien formaba parte del grupo privado de la libertad el día 25, por un convoy de hombres armados y encapuchados.

Elías Girón, de 31 años, también es buscado por sus familiares desde el Estado de México, mientras que ocho hombres más se encuentran oficialmente identificados por las autoridades como parte del grupo conformado por al menos 12 migrantes y el traficante de personas que los guiaba, y quienes desde el primero de octubre son rastreados por corporaciones de los tres niveles de gobierno. 

Javier Ricardo López Rodríguez, de 38 años de edad; Lorenzo Abraham González Mendoza, de 39; Emmanuel Aguilar Bailón, de 24; Amador Aguilar Mendoza, de 55; Benigno Alberto Álvarez Castro, de 36; José Luis Pallares, de 47; Luis Carlos Islas Villegas, de 30 y Alan Ricardo Salas Torres, de 22 años, son los migrantes que han sido reportados como desaparecidos ante la FGE. 

El único testigo es un adolescente de 14 años, a quien también privaron de la libertad,  pero luego dejaron ir, por lo que narró a las autoridades que siguió caminando hasta que fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes lo expulsaron a México a través de la frontera El Paso-Juárez. Y después de narrar lo ocurrido se encuentra bajo la protección de la FGE. 

“Cada día es más difícil, y no nos dicen nada, nada más lo que sabemos. Parece que se los tragó la tierra”, lamentó ayer la esposa de Javier Ricardo López Rodríguez, a quien esperan en casa sus tres hijos de 7, 14 y 20 años de edad. 

“Son padres, son hijos, son hermanos; los queremos bien, los queremos con vida, los queremos en casa. Pasan los días y aún sin noticias de nada”, pidió Jessica Uriel, quien busca a su padrastro, Amador Aguilar Mendoza, de 54 años de edad, y a su hijo  Emmanuel Aguilar Bailón, quien el próximo 30 de octubre cumplirá 25 años de edad. 

José Luis Pallares, es de Aldama, y cumplió 47 años cinco días después de haber sido privado de la libertad, de acuerdo con el reporte de desaparición interpuesto por sus familiares.  

El INM compartió imágenes de su colaboración en los rastreos, en los que han encontrado vehículos incinerados y casquillos percutidos en medio del desierto, pero no a los migrantes. 

Cualquier información puede ser reportada a los números de Emergencia 911 o 089, así como a los teléfonos de la FGE 614-4293300, extensión 11343, en la ciudad de Chihuahua, o 6566293300, extensión 56632, en Ciudad Juárez.