Estado

Parral: piden respetar los lugares para discapacitados

A diario se observa cómo muchos de estos espacios reservados son ocupados por personas que se encuentran físicamente bien

El Diario

Esteban Villalobos/El diario

sábado, 09 enero 2021 | 20:03

Hidalgo del Parral.- La falta de valores y conciencia social, pese a la aplicación de multas por parte del Departamento de Tránsito y Vialidad, sigue provocando que los cajones de estacionamientos dedicados para las personas con discapacidad de movilidad sean obstruidos, ya sea parcial o completamente y por conductores que no cuentan con alguna inhabilidad física.

Alma Rosa, quien porta en su vehículo una calca de persona discapacitada, destacó que el primer punto que hay que resaltar para el respeto de estos espacios es que quienes lo utilicen deben ser personas con discapacidad motriz.

“El hecho de que tenga discapacidad una persona no quiere decir que lo tenga que usar, tiene que ser una discapacidad motora. Esos espacios son para personas con problemas de movilidad, esa es la primera fase a entender, de aclarar”, puntualizó.

Y es que a diario se observa como muchos de estos espacios reservados, especialmente en los estacionamientos, son ocupados por personas que se encuentran –físicamente- bien y que por comodidad estacionan sus vehículos sin consideración alguna, y sin pensar que personas que verdaderamente los necesitan encuentran estos espacios ocupados.

Dijo que la falta de cultura en la sociedad es algo en lo que se tiene que trabajar mucho y aunque constantemente se fomenta el respeto a los espacios para las personas con discapacidad, también se deberían firmar convenios entre los particulares y el gobierno para poder entrar en centros comerciales que es donde más se presenta este fenómeno, advirtió.

La ciudadana invitó a la comunidad a despertar conciencias sobre el respeto a estos espacios, más hoy en tiempos de pandemia, que ha dejado ver que todas las personas son vulnerables y nadie está exento de la discapacidad.

Con el pretexto de: “no me tardo”, “voy rápido” o “qué te importa a ti”, los automovilistas y en muchas ocasiones los trabajadores del transporte público dejan sus vehículos bloqueando estos espacios prohibidos.

Así, ciudadanos en general, taxistas y hasta los propios vendedores ambulantes obstruyen estos espacios destinados a las que utilizan bastón, muletas o sillas ruedas tienen que sortear una serie de obstáculos para movilizarse por el centro de la ciudad, estacionamientos de plazas comerciales y oficinas gubernamentales, lo que refleja una grave falta de cultura para el respeto a estos espacios.