Estado

Partidos políticos pierden identidad: analista

Debe haber una revisión y una reforma política que reivindique la figura de la representación, aseguran

Cortesía / Candidatos a la gubernatura de Chihuahua

Javier Olmos/ El Diario de Juárez

jueves, 27 mayo 2021 | 07:55

Ciudad Juárez— Las recientes declinaciones de tres candidatos a la gubernatura a favor de uno de los punteros amerita una revisión de todo el andamiaje institucional de los partidos políticos, y la posibilidad de una reforma política que reivindique la figura de la representación partidista, que queda hecha pedazos a través de procesos de chapulineo.

Es la consideración que el analista político Jesús Antonio Camarillo quien, dijo, ve en el pragmatismo adoptado por los partidos, una crisis de identidad evidenciada “en el temor que le tienen a un enemigo común a vencer”, luego de la declinación de tres candidatos a la gubernatura a favor de la panista María Eugenia Campos.

“Quien está pagando todo esto es el sufrido pueblo mexicano, que tiene una supuesta democracia participativa planeada para un pueblo rico, donde finalmente vemos que las consecuencias desfavorables las paga el pueblo pobre”, afirmó el también académico e investigador.

El pragmatismo de la política mexicana conlleva una crisis de identidad a todos los partidos, opinó.

Hizo referencia a las declinaciones a favor de Campos por parte de Alejandro Díaz, excandidato del partido Fuerza por México, con renuncia expresa ante el Instituto Estatal Electoral (IEE), y las candidatas al mismo cargo de elección popular por el PRI y por Redes Sociales Progresistas (RSP), Graciela Ortiz y María Baeza.

“Es un triste corolario de una carrera política de una mujer que ha sido congruente aun dentro del Revolucionario Institucional”, expresó en el caso de Ortiz. Pero se caracterizó por una coherencia en sus pláticas políticas, es un lamentable viraje en lo que podría ser el ocaso de su carrera política, añadió.

Expresó que lamentablemente el origen de los partidos poco importa.

En cuanto a los otros candidatos que declinaron, es poco su capital político, agregó. El caso de Alejandro Díaz denota un oportunismo político lamentable porque es un candidato que estuvo desde los inicios del proceso político “viendo a ver dónde se acomodaba, poniendo en entre dicho una mínima crisis de identidad de la organización política que lo auspició”.

El proyecto político al que se suma nada tiene que ver con las posturas progresistas de las que hablaba, dijo.

“Me parece lamentable lo que está ocurriendo en Chihuahua, espero que la gente analice el sentido de su voto y se percate que todavía hay convicciones políticas que son valiosas”.

jolmos@redaccion.diario.com.mx