Estado

Pedirán anular sentencia a agentes liberados por doble ejecución

Fueron considerados inocentes en un juicio oral

De la Redacción
El Diario

domingo, 17 noviembre 2019 | 22:50

Chihuahua— El fiscal de la Zona Centro, Carlos Mario Jiménez Holguín, anunció que el Ministerio Público pedirá el recurso de casación en el caso de los agentes municipales de Aquiles Serdán que fueron considerados inocentes en un juicio oral por una doble ejecución.

La casación se promueve para anular una sentencia ya dictada, ante un tribunal superior al que la dictó, por lo que en este caso sería la segunda instancia del Poder Judicial del Estado el cual podría revertir o validar la decisión tomada.

El funcionario dijo no estar de acuerdo con el fallo de un Tribunal de Juicio Oral que ordenó la liberación de tres de cuatro agentes, quienes desde 2017 habían estado presos acusados de matar a un chofer de Uber y a uno de los dos pasajeros que llevaba la noche del 16 de febrero de ese año.

Nueve meses después de los hechos, el 11 de diciembre del 2017, Óscar Arnoldo Arredondo Aguilar, de 42 años, quien era el jefe de la Policía municipal en ese entonces, así como los agentes Raúl Octavio Rosales Dávila, de 36 años y Daniel Rubén Ponce Ponce, de 33 años, además de Patricia Ángela Vitela Ortiz, fueron detenidos y vinculados a proceso por doble homicidio.

Una vez que inició el juicio oral en este mes de noviembre, el tribunal determinó que las pruebas presentadas por el Ministerio Público no establecen la participación de las tres personas liberadas, únicamente de uno de los detenidos.

Al respecto Jiménez Holguín dijo que respeta la decisión del tribunal pero no la comparte, razón por la que se interpondrá un recurso de casación una vez que se les haga la notificación, la cual puede tardar hasta cinco días hábiles.

Explicó que el Ministerio Público reunió los elementos suficientes para establecer la responsabilidad de los oficiales en el delito, sin embargo, por criterio del tribunal tres de ellos fueron liberados al establecer que ellos únicamente eran acompañantes.

Expuso que en este tipo de casos se debe aplicar la lógica, la máxima de experiencia y el conocimiento científico y valorar los elementos normativos, objetivos y subjetivos que rodean al caso, lo cual no hizo el tribunal y por eso no se da una valoración completa en el grado de participación de cada uno de los implicados. 

Los agentes acusados originalmente fueron puestos en libertad luego de casi dos años de permanecer presos, debido a que la Fiscalía estatal solicitó la extensión del plazo de investigación y de la prisión preventiva para mantenerlos recluidos.