Estado

‘Pega’ inflación y tasas a precios de viviendas

Alza en insumos obligan a que ya no se encuentren viviendas de interés social

Archivo/El Diario

De la Redacción

lunes, 05 septiembre 2022 | 19:46

La inflación, el crecimiento en las altas tasas de interés y la continuidad del mismo salario, le pega a la demanda de cualquier producto, y la vivienda no es la excepción, señaló el director general de Ruba, Jesús Sandoval Armenta. 

Planteó que en realidad hay una disminución de la demanda en el mercado inmobiliario del país en términos de pesos y unidades, ya que los precios han aumentado y los salarios no. 

Explicó que si los salarios no crecen en los niveles que han aumentado en promedio los materiales de la construcción, de un 12 por ciento promedio, eso impacta negativamente en la demanda de vivienda. 

Jesús Sandoval precisó que hay un desplome en el mercado inmobiliario de México, en lo que es la vivienda de interés social, unidades de menos de 600 mil pesos. 

“No hay suficientes viviendas de ese segmento, se ha ido cayendo, ya de 500 mil pesos, ni hablamos”, recalcó. 

La verdad es que hay un problema no en el sector, sino en el mundo, en la economía mexicana donde se vive una inflación histórica que no se veía desde hace 20 o 25 años, dijo. 

Agregó que también se viven importantes crecimientos en las tasas de interés tanto en México como en Estados Unidos, “y todo eso, por supuesto que le pega a la demanda de cualquier producto”, enfatizó. 

El director general de Ruba afirmó que la empresa, la segunda desarrolladora más importante del país con presencia en 16 ciudades de 12 entidades de la República, ha contendido los precios a través de eficiencias, los precios de las casas que construye y vende. 

Dijo que eso se ha hecho a pesar de los altos incrementos de los costos de operación, con la finalidad de seguir siendo competitivos. 

“Además, no nos queremos dar un balazo en el pie, ya que es muy sensible el precio de la demanda y en la medida que se incrementen los precios, menos vendemos”, planteó. 

El director de Ruba dijo que en realidad eso está pasando en el mercado inmobiliario del país en términos de pesos y unidades, ya que los precios han aumentado y los salarios no. 

Sin embargo, reiteró que la empresa Ruba, a pesar de estas difíciles circunstancias y gracias a la visión de largo plazo que se tiene y las eficiencias que se tienen en los procesos productivos, y economías de escala, se ha podido defender como en las crisis del 1994, 2008 y 2009, así como de la pandemia del 2020 y crisis de materiales del 2021. 

Apuntó que ahora que enfrentan la crisis de la inflación y encarecimiento de los materiales, se han defendido bien y crecen a doble dígito al cierre de agosto del 2022, en las utilidades, entre otros indicadores. 

Sandoval Armenta dijo que ayuda la economía de escala, la diversificación geográfica y de mercado, lo que permite salir adelante, ya que habría algunas zonas que están mal económicamente y otras siguen adelante. 

Ejemplificó que en la zona norte de México, la economía y la industria de la vivienda está muy dinámica, y eso lo ven porque operan en Ciudad Juárez, Chihuahua, Tijuana, Mexicali, Hermosillo, Saltillo y Monterrey. 

Sin embargo, se tiene un menor dinamismo en Veracruz, Puebla y está retomando un gran dinamismo Cancún y Playa del Carmen, los cuales tuvieron una baja muy difícil durante la pandemia del 2020. 

Apuntó que a Ruba le ayuda su diversificación geográfica, economías de escala y se atiende todos los segmentos desde la interés social, medio, media baja, media-media y residencial, lo que les permite ahora tener resultados positivos al cierre de agosto, pese a la inflación, altas tasas de interés y pérdida del poder adquisitivo del salario. 

Ruba tiene su sede corporativa en Ciudad Juárez desde hace 42 años, coloca anualmente un promedio de 10 mil viviendas anualmente de todos los segmentos en el país, ocupa unos mil 300 trabajadores y opera en 16 ciudades de 12 entidades de la república e incursionó ya en el mercado estadounidense en alianza con otras desarrolladoras.