Estado

Perdona FGE a funcionario... ¡de la misma Fiscalía!

Seis días después de la denuncia contra Javier Benavides publicada en El Diario, el MP dictó el “ejercicio de la no acción penal”

El Diario

De la Redacción/El Diario

viernes, 30 agosto 2019 | 12:01

Chihuahua.- Sólo seis días después de que El Diario publicara la denuncia de la Asamblea Popular Comunitaria en contra de Javier Benavides González y Enrique Antonio Zazueta Santiesteban por presuntamente haberse adjudicado de manera irregular la concesión de agua para servicio de colonos de La Mesita (ubicado en el sector de Sacramento), el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado –FGE- dictó el “no ejercicio de la acción penal” en contra de Benavides y Zazueta, siendo el primero de ellos funcionario en activo de dicha dependencia.

La denuncia hecha por Fernando Flores, representante de la citada Asamblea, salió a la luz el 24 de mayo de 2019 con notas de seguimiento en días posteriores, mientras que el ejercicio de la no acción penal se dictaminó el 30 de mayo del mismo año.

De acuerdo con el denunciante, el resolutivo del Ministerio Público sí le fue notificado, sin embargo, eso no significa que el proceso penal hubiese concluido ya que la ley le permite a la contraparte interponer diferentes recursos.

“Ya van dos veces que la ministerio público dicta el no ejercicio de la acción penal pero eso no quiere decir que se haya agotado el procedimiento ya que está todavía por definirse en el juzgado”, aseguró Flores previo a la audiencia de control realizada ayer jueves 29 de agosto.

“Anteriormente la juez ordenó que se recabara información en el registro público de la propiedad así como acerca del término de “medio riego” en el que se basa Javier Benavides, aspecto totalmente irracional que no aguanta la prueba del ácido porque no hablamos de agua de lluvia sino de agua de pozo que es al que nosotros tenemos derecho”, indicó. Dijo que de no obtener justicia se tomarán otras medidas aún no especificadas debido a que considera que hay corrupción tanto en la Fiscalía como en el Poder Judicial.

“El proceso aún va para largo. No confiamos porque el Poder Judicial es un batidero, una serie de cochinadas con jueces nombrados a modo; esperamos que haya alguno con sentido de justicia pero si no tenemos justicia en la audiencia de este 29 de agosto estaremos apelando y se tomarán las medidas que correspondan.

Ni nos han ganado ni mucho menos. ¿Hay corrupción? Sí, basta y sobra con que Javier Benavides González se encuentra trabajando en un puesto de segundo nivel en la fiscalía y que lógicamente los ministerios públicos dependen de ellos mismos.

Estamos ante un “juez y parte”. Es un acto aberrante de manipulación de la justicia en favor de quienes ostentan el poder”, apuntó.

De igual manera, Flores señaló que a poco más de un año y medio de haber sido puesta la demanda, el trabajo de la Fiscalía aún se encuentra incompleto y el último ordenamiento de la juez fue “Que se completara adecuadamente la investigación”.

Los hechos… El 24 de mayo de 2019 Miembros de la Asamblea Popular Comunitaria acusaron a Javier Mario Benavides González, de haberse adjudicado ilegalmente la concesión de agua para servicio de colonos de La Mesita, ubicado en el sector de Sacramento.

La querella, iniciada en abril de 2018, por la comisión de delitos patrimoniales con número 19-2018-0001905 señala a Benavides González (director de prevención del delito de la FGE) y Enrique Antonio Zazueta Santiesteban de haberse apropiado el pozo que originalmente pertenecía a la comunidad y del que ahora los señalados extraen agua para venta. Fernando Flores, representante de la citada asamblea, dijo que los colonos cuentan con predios rústicos de los denominados “granjas familiares” con derecho a medio riego cada una, sin embargo, el abasto del líquido les fue cortado a finales de 2017 afectando con ello a quienes dependen del agua de dicho pozo. “Tenemos derechos a usar la parte proporcional al derecho adquirido de medio riego que técnica e históricamente corresponde a medio litro por hectárea por segundo para usos múltiples, ello sobre el agua del manto freático del subsuelo que abarca el fraccionamiento La Mesita y terrenos con el mismo origen. Pero, a finales de mayo del 2017 nos percatamos de que cortaron el suministro a pesar de que estábamos pagando las cuotas correspondientes”. Según se establece en la denuncia, en el período 2002-2006 la entrega de agua a los colonos fue irregular aunque los pagos continuaban haciéndose y ante los señalamientos, aseguraron, fueron víctimas de terrorismo ambiental por parte de las personas señaladas. “Se nos exigía permanentemente por parte de los hoy denunciados el aumento en la cuota del agua, pese a que nuestro gasto siempre fue mucho menor a lo pagado como se demuestra en los recibos de luz, en tanto que Benavides y Zazueta sin pagar las cuotas correspondientes utilizan dicha agua para fines de dispersión –jardines y albercas- y por otro lado especular arbitrariamente al comercializar el líquido, tal y como se denunció el 16 de noviembre de 2011 ante la Conagua, coincidiendo también con denuncias públicas de usuarios del manto freático”, apuntó. Flores aseguró que la conducta de aprovechamiento exclusivo del agua por parte de Benavides y Zazueta, ha ocasionado daños y perjuicios en los sistemas de producción generando pérdidas millonarias a los productores locales. “El título de concesión que los imputados ostentan no les da derecho a suspender el servicio al que nosotros tenemos derecho por ser propietarios de terrenos de medio riego. Javier Benavides de una forma totalmente abusiva, antiética y antijurídica, tramitó un título de concesión para la explotación y aprovechamiento del pozo sin siquiera avisar a los vecinos que nos beneficiamos de dicho pozo convirtiéndose así en el administrador formal de los derechos al agua de los usuarios”, manifestó el quejoso y pidió a la autoridad que investigue los hechos y de seguimiento real a la denuncia ya que, debido al trabajo de Benavides dentro de la estructura gubernamental, la querella está detenida. “Estas dos personas han venido haciendo un uso irresponsable del agua del pozo que nos ocupa ya que lo han sobreexplotado sistemáticamente y beneficiado de manera personal con la especulación del líquido. Lo hemos denunciado ante la CONAGUA en repetidas ocasiones sin recibir respuesta alguna. Esto ha generado múltiples problemas”, enfatizó Flores en mayo pasado. En dicha entrevista, aseguró también que el conflicto ha llegado directamente a manos del Fiscal General César Augusto Peniche, sin embargo a la fecha no se ha logrado la conciliación entre las partes. “El 7 de febrero tuvimos una audiencia pero Javier Benavides se negó a reconocer el derecho que tenemos por el agua cerrándose a cualquier tipo de diálogo y limitándose a ostentarse como titular de la concesión. Además, en julio de 2017 inició el trámite para cederles los derechos del título de concesión a una empresa refresquera”, finalizó.