Estado

Piden ayuda para cirugía de niño sobreviviente de carreterazo

El resto de su familia, padre, madre y una pequeña de 6 años perdieron la vida en el accidente

De la Redacción
miércoles, 12 junio 2019 | 11:10

Chihuahua.- A través de redes sociales familiares y amigos de la familia Romero, quienes murieron en un un choque de frente en la vía corta a Parral, solicitan el apoyo de la sociedad para hacer la compra del material quirúrgico que necesita el menor Eduardo Guadalupe Fernández, sobreviviente del fatal accidente. 

El Jefe del Departamento de Traumatología y Ortopedia del Hospital Central, Cerros Portillo, indicó en un documento al que tuvo acceso El Diario, que se necesitan: Clavo Centromedular Retrogrado de Fémur Derecho, al igual que el set de colocación. 

También Clavo Centromedular Anterogrado de tibia derecha. 

Los interesados en ayudar a los familiares pueden comunicarse al teléfono 614 180 08 00, con los doctores Dominguez y Espinoza. Velan a la familia En el salón de actos de la cabecera municipal de Satevó se llevaron a cabo, los funerales de los tres integrantes de la familia Romero Ruiz, quienes fallecieron el lunes por la mañana en el choque de frente ocurrido a la altura del kilómetro dos de la carretera vía Corta Chihuahua a Parral. 

Cientos de familiares, amigos y habitantes del municipio, acudieron a dar el último adios a José Luis Romero, a su esposa Gabriela Ruiz y a la pequeña hija de ambos, Fernanda Romero Ruiz de seis años. 

En un ambiente de tristeza e indignacion por el accidente, familiares y amigos recibieron palabras de aliento de parte del párroco del lugar, quien tras el rezo del Santo Rosario, les dijo, "ellos y nosotros no están solos, Dios siempre nos acompaña". 

Tres ataudes color plateado; en medio el de la pequeña, llanto y música de despedida es la escena posterior de la tragedia. 

Familiares de las víctimas molestos cuestionan, hasta cuando la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), va concluir ese pequeño tramo de la carretera, de menos de un kilómetro, para conectar finalmente con el entronque, el cual tiene años en el total abandono.