Estado

Piden proceder vs productores que usen tomas irregulares

Demanda Unifrut a la Junta Municipal de Agua y Saneamiento que si sabe quién lo hace, promueva la aplicación de las penas que correspondan

Manuel Quezada/El Diario
domingo, 19 mayo 2019 | 08:00

Chihuahua.- El presidente de la Unión Agrícola Regional de Fruticultores del Estado de Chihuahua, Elier García Domínguez dijo ayer que no se vale robar agua de consumo humano para emplearla en cultivos alguno, por lo que demandó a la Junta Municipal de Agua y Saneamiento que si sabe quién lo hace, promueva la aplicación de las penas que corresponda.


Precisó que el cultivo del nogal y el algodón, para el que se dice hay productores que roban el agua, no es área de influencia de la Unifrut, y detalló que si se da el caso, el robo debe ser importante porque esos cultivos son de huella hídrica de alto consumo.


Un cultivo de nogal no se puede irrigar con poca agua, por lo que si hay tomas clandestinas con ese fin, se requiere emplear grandes cantidades, subrayó.


Indicó que el Acueducto de El Sauz fue construido con el fin de abastecer agua para uso doméstico, por lo que no se vale que haya gente que cometa el robo del recurso y menos que la use en regadíos de cultivos de alto consumo y tampoco para uso recreativo.


Se sabe que hay muchos problemas con el abasto de agua a la ciudad capital debido al abatimiento de los mantos acuíferos, y obviamente que se debe tener cuidado en el buen uso del agua.


Elier García dijo que es importante llegar al fondo de las investigaciones del presunto robo de agua y que se asegure el buen uso de ésta.


Apuntó que está claro que si alguien esta conectado ilegalmente al Acueducto, dispone ilícitamente del recurso y no la paga.


Esa situación aumenta el costo del agua y los que pagan “los platos rotos” y las ineficiencias del sistema, a final de cuentas encarece el recurso y los usuarios tiene que pagar por aquellos que aprovechan esa situación.


García Domínguez recordó que tanto el nogal como el algodón, son dos cultivos que requieren de mucha agua, por lo que el robo para su irrigacción es algo que no debería suceder.


Observó que si se hace una investigación a fondo se puede comprobar que las tomas clandestinas no se utilizan para irrigar grandes superficies, sino para hueros muy pequeños, pero aún así, recalcó, no se vale que se tome el agua de forma irregular.


También puso en duda que alguien establezca un cultivo con una dependencia de agua clandestina, porque en un momento dado se sabe que se cortaría el chorro, y se puede perder todo lo invertido.


Finalmente reiteró la demanda de que se actué en consecuencia y conforme a derecho, en contra aquellos que se les compruebe el uso de tomas irregulares para cultivos en el municipio de Chihuahua.