Estado

‘Pone EU en riesgo a solicitantes de asilo’

Proceso total sería por un promedio de seis meses, indicaron autoridades

El Diario de Juárez / Migrantes cruzan a El Paso para ser detenidos por elementos de CBP

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 20 diciembre 2021 | 12:00

Ciudad Juárez.- Los primeros solicitantes de asilo retornados a Ciudad Juárez a través del programa “Permanecer en México”, de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), tendrán su primera audiencia ante la Corte de Inmigración de El Paso a principios de enero a las 8:30 de la mañana, pero deberán presentarse en el puente internacional a las 4:30 de la madrugada, lo que los pone en un gran riesgo, señaló la organización estadounidense Human Rights First. 

A diferencia del programa de retorno llevado a cabo durante la administración de Donald Trump, cuando algunos extranjeros eran devueltos a México con una cita hasta un año después, esta vez ambos gobiernos aseguraron que el proceso total sería por un promedio de seis meses; sin embargo, activistas estadounidenses alertaron sobre la inseguridad que se vive en Juárez y que fueron citados en la madrugada.

Tras la orden de una corte federal de apelaciones a la administración de Joe Biden, la segunda versión del programa, identificado por Human Rights First como MPP 2.0 o RMX 2.0, comenzó el pasado miércoles 8 de diciembre a través de la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez, en acuerdo con el Gobierno mexicano. 

Durante los primeros días sumaron 176 retornos, todos de hombres adultos de Nicaragua, Venezuela, Colombia, Cuba y Ecuador, aunque las autoridades esperan el retorno también de familias y de otras nacionalidades, pues la única que no puede ser retornada es la mexicana. 

En un informe presentado el fin de semana, Human Rights First destacó que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) vulnera más a los extranjeros, que vienen huyendo de la violencia en sus lugares de origen, que sufrieron nuevamente violencia en su trayecto por México y que deben salir del albergue en el que se encuentran o de donde estén durante la madrugada para llegar al puente internacional a las 4:30 horas. 

“El DHS puso en peligro aún más a algunos solicitantes de asilo al programar sus audiencias en la Corte de Inmigración de Estados Unidos temprano en la mañana del mes siguiente (enero), lo que les obligará a viajar por Ciudad Juárez por la noche. Varias personas que entrevistamos nos mostraron instrucciones escritas de CBP (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza) para comparecer en sus audiencias en el puerto de entrada de El Paso a las 4:30 de la mañana”, condenaron los defensores.

Señalaron que el transportarse de madrugada requerirá que los repatriados viajen a través de Ciudad Juárez por la noche, lo que agrava su ya alto riesgo de vulnerabilidad ante ataques violentos o crimen. 

 “La mayoría de las personas entrevistadas por Human Rights First no recibieron ninguna información sobre las opciones de transporte seguro hacia y desde el puerto de entrada para sus audiencias, a pesar de que las directrices administrativas indicaban que se les proporcionaría dicho transporte. Los agentes de la CBP dijeron a un solicitante de asilo que se pusiera en contacto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para preguntar sobre el transporte al puerto de entrada, pero no proporcionaron ninguna información sobre cómo hacerlo”, apunta el informe.