Estado

Provoca pandemia más de 60 quejas ante la CEDH

Por diferentes motivos que explicó ayer el presidente del organismo en Chihuahua, Néstor Armendáriz Loya

/ Néstor Armendáriz Loya

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

miércoles, 22 septiembre 2021 | 05:00

Ciudad Juárez— La pandemia atrajo más de 60 quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en el estado de Chihuahua por diferentes motivos que explicó ayer el presidente del organismo en Chihuahua, Néstor Armendáriz Loya. 

Desde quejas de médicos por la falta de equipo, falta de atención y medicinas a pacientes por distintas enfermedades; aquellas contra policías que se habrían extralimitado en sus funciones al aplicar medidas de restricción en movilidad ciudadana, hasta fallecimientos de presos por contagios de Covid-19, fueron investigadas en expedientes de la CEDH. 

Armendáriz Loya dijo que la pandemia trajo una disminución respecto al número de quejas que se reciben ordinariamente, pero se presentó otro fenómeno derivado de las reacciones por la epidemia.

“Ha sido una evolución muy rápida en un año y unos meses”, refirió el entrevistado, quien dijo que la primera oleada de quejas, a partir de abril pasado, se presentó por el personal médico de las diferentes instituciones prestadoras de servicios de Salud.

El principal reclamo entonces –dijo– fue en el sentido de que no se les dotaba el instrumental y equipo necesario para su propia protección y de los pacientes.

Luego, pacientes de distintos hospitales que presentaban otras enfermedades, abrumaron de quejas a la CEDH relativas a la suspensión de tratamientos médicos y falta de medicinas, luego de que se les daba especial interés a los pacientes de Covid-19, explicó el titular de la CEDH.

También hubo varias quejas a raíz de las medidas de restricción de movilidad implementadas por el Ejecutivo estatal. Estas eran contra agentes de corporaciones policíacas encargadas de aplicarlas.

Explicó que había quejas por sanciones aplicadas por concentración de personas en vehículos o lugares públicos, pero también las hubo de parte de aquellos que se dolían de que no se aplicaban estas sanciones a cabalidad, indicó Armendáriz Loya.

Posteriormente se recibieron quejas por la polémica del regreso o no a clases presenciales que se calmaron por la estrategia del sistema hibrido y los protocolos que adoptaron las instituciones de educación para evitar contagios, agregó.

También hubo inquietudes por la negación de las vacunas anti-Covid-19 a menores de edad. “Aquí hubo cinco casos donde los menores, a través de sus representantes, recurrieron al amparo de la justicia federal, y aunque ganaron, al día de hoy siguen batallando para que se les aplique”, dijo.

Las quejas relacionadas con personas privadas de su libertad en reclusorios fueron ocho, donde resultaron en algunas muertes y en una recomendación por parte de la CEDH, indicó.

“Se tomaron algunas medidas (sanitarias) en un inicio (dentro de los penales) sin embargo, no fueron exentos de contagios (los detenidos) y lamentablemente hubo algunos decesos”, dijo el presidente de la CEDH.

Otra recomendación se dio por la forma en que se entregaban los cuerpos de personas fallecidas por Covid, donde los parientes no tenían la posibilidad siquiera de reconocerlos físicamente, señaló el funcionario.