Estado

Publica madre de Norberto emotiva carta por ceremonia de graduación

Pide también a homicida sanar para que no vuelva a hacer sufrir a ninguna otra madre

De la Redacción

martes, 02 julio 2019 | 13:10

Chihuahua.- Norelia Hernández, madre de Norberto Ronquillo, difundió una carta en la que festeja la vida y los triunfos de su hijo. Las palabras fueron escritas el pasado 29 de junio, cuando en la ciudad de México se celebró el baile de graduación de los alumnos de la carrera de Mercadotecnia Internacional, generación a la que el joven originario de Meoqui pertenecía.

A continuación el mensaje textual:

CARTA AL LICENCIADO EN MERCADOTECNIA INTERNACIONAL.

Norberto Ronquillo Hernández

Universidad Del Pedregal

2015-2019

Hola mi amor.

Hoy 29 de junio del 2019, estamos festejando tu graduación. Ahora que lo pienso, adelantaste un semestre para darme este regalo y graduarte con tus compañeros que tanto amas. Sé que esta noche estarás con ellos bailando el mono de alambre. Festejo tu vida, tu esfuerzo, tu dedicación, tu espíritu de servicio. Lo lograste corazón! Gracias por darme este regalo, me siento tan orgullosa de mi “Licenciado en Mercadotecnia Internacional”. Gracias mi vida por todo y por tanto. Sabes corazón, que cada uno, desde donde nos encontremos estaremos festejando contigo. Unos en oración, otros cantando bien fuerte como te gusta, otros bailando el mono de alambre, otros aplaudiendo hasta que te duelan las manos, pero nuevamente todo México celebrando contigo.

Quiero que estés muy feliz y contento por todo el amor que sigues destilando. Quiero que estés bien seguro, que nadie, escucha bien, nadie me va arrebatar la felicidad y el gozo que de ser tu madre. Yo siempre festejo y festejaré tu vida. Doy gracias a mi Dios por tu estancia en este plano terrenal. Quiero compartirte que Dios me permite ahora si, escuchar y ver. Me di cuenta porque escuche en la tele de un niño de 8 años que le arrebato la vida una bala perdida. En otro momento solo lo hubiera lamentado pero hoy me llenó de amor saber que yo fui más afortunada que esa madre porque te tuve 22 años conmigo. Te platico que el libro que compraste, y no leíste, lo acabo de terminar. Ahora sé que lo compraste para mí, por eso te amo tanto, siempre antepones mi felicidad a la tuya. No sabes lo que me a servido para poder percibir esté acontecimiento de otra manera. Hay personas que están preocupadas pensando que estoy evadiendo la realidad, pero yo en verdad estoy bien. Claro que te extraño y extraño tus abrazos pero luego invito a tus amigos a comer y nadie me dice que no. Sabes que estoy gacha para eso jaja!. Ante mis tortillas de harina mis frijoles y mi chile macho nadie se resiste. Y los abrazo a todos, platicamos de tus anécdotas hermosas y divertidas y compartimos tu platillo favorito. Por medio de Aron te puedo abrazar y además seguimos peleando porque él dice que siempre eres mi consentido. Ahora ya le explique que tengo 2 consentidos uno en la tierra y otro en el cielo.

Luego veo tus fotos de niño de cuando naciste y me doy cuenta de que tu ser inconsciente, estoy segura, sabía que tu vida sería corta, porque desde niño vives al máximo. Siempre feliz, educado, obediente, intenso, cuidas todo de ti, tu ropa, tu forma de vestir, tu apariencia pero más tu corazón. Ese corazón solo sabe desbordar amor. No importa qué, pero siempre estás ahí para darnos amor. ( sigo hablando en presente porque tú ahora vives en mi ). Sam y Rebe como olvidarían su primera cita con sus primos, esos valores tú les dejaste, su primera rosa, su primera cena. Hasta de eso te acordaste y créeme que jamás permitirán menos de eso como tú les dices. Tu mami Rosita te enseño a ser un caballero, y ahora Aron lo aprendió de ti. En tan poco tiempo nos enseñas que el amor siempre vence. Que no importa que pase, si es algo pequeño o algo irreparable, el amor siempre vence.

Te acuerdas que un día me preguntaste – Para usted, que es la amistad? Porque según tú, alguien te dijo que las amistades no existían. Que solo las personas eran compañeros de viaje pero cuando los necesitabas se iban. Y yo te dije claro: - No mi amor, los amigos son esas joyas que con el paso de los años se convierten en tu más lindo y valioso tesoro. Tengo una anécdota que te conté en alguna ocasión cuando estaba estudiando en la escuela de Trabajo Social en la Ciudad de Chihuahua. Me preguntaban: -Eres de Meoqui? Y les contestaba: -No! Meoqui es mío. Ahora sé que los corazones de Meoqui son nuestros, amor. Sé que ahora estas feliz de haberme creído y haber creado tu propio tesoro. Eres millonario. TE AMO TANTO!

Recuerdas también que en tus cartitas siempre me decías que me admirabas porque siempre con un limón hago limonada. Pues ahora solo me queda 1/2 limón o un ¼, pero sigo preparando la mejor limonada de nuestras vidas.

Solo quiero que tú me prometas algo. Recuerdas que te preocupaba dejarme porque no encontraste tu carrera en Chihuahua, luego que te ibas a México a cumplir tus sueños y que la gente me preguntaba si no me daba miedo, que porque México, que si era peligroso, y mil cosas más. Y solo te dije -No hijo, no tengas miedo, ve cumple tus sueños y vuela alto, tan alto como puedas. Pues hoy te digo lo mismo -Ve amor mío y vuela alto, tan alto como puedas. Prométame ser más feliz aún que tu vida terrenal. No dejes de volar nunca. Sé que donde tu estas, no hay tiempo, ni distancia. Así que solo espérame para darnos un abrazo, ese abrazo que será el más hermoso de nuestra vida celestial.

Gracias mi Dios por escogerme como madre de este ángel terrenal.

Gracias mi Dios por estos 22 años de vida de mi Junior.

Gracias mi Dios por prepararme para este momento.

Gracias mi Dios por enseñarme a perdonar.

Gracias mi Dios por haberme permitido hacer el tesoro más valioso del mundo, mis amigos.

Gracias mi Dios por esa familia que me aman tanto y me apoyan siempre.

Gracias mi Dios por mis padres que me enseñaron siempre a vivir en el amor y para el amor.

Gracias mi Dios por cada persona que se atraviesa en mi camino, porque gracias a ellas soy quien soy.

Gracias mi Dios por esa madre de roble que jamás se vence y nos regala siempre lecciones de valentía y fuerza. La amo mami.

Gracias por mis mosqueteras hermosas que siempre son mí, una para todas y todas para una. Las amo hermanas.

Gracias mi Dios por todas mis empleadas y mis clientes que se han vuelto familia.

A ti virgencita hermosa gracias por estar siempre a mi lado.

Gracias por recibir a mi Norberto con tanto amor. Sé que así lo recibiste y lo creo plenamente.

Gracias por que con tu ejemplo me ayudaste a comprender, que si tú que eres la madre de Jesús sufriste ese dolor, porque yo no tendría que pasar por esto.

Aun no sé, el para qué?, pero sí sé que desde ese día, soy otra mujer, otra madre, otra amiga, otra hermana....... y hoy quiero ser mejor.

A ti que le arrebatase la vida a mi hijo

A ti que tal vez ya habías arrebatado otras vidas

A ti que nadie te ha hablado de un Dios Omnipotente y Omnipresente.

A ti que la vida no te ha sonreído, o te ha golpeado fuertemente tu corazón.

A ti que le diste el valor de unos pesos a la vida de mi hijo.

Le pido a mi Dios que te perdone. Que sane tu corazón, que entre en ese corazón de piedra y lo cambie por un corazón de carne. Y sabes, sé que lo hará, porque él todo lo puede, él siempre tiene un plan y yo le creo. Ese día se hará la justicia divina.

Yo ya te perdoné, mi hijo no puede estar en mejor lugar. Yo vivo en él y él en mí. Ahora no tengo que llamarlo, solo lo pienso, estamos más cerca que nunca. Pero tú si debes sanar para que no vuelvas hacer sufrir a ninguna otra madre, jamás!