Estado

Que siempre no: dice FGE que turnará caso Jessica a la FGR

"Nosotros somos auxiliares del Ministerio Público Federal", declaró el portavoz de la dependencia estatal, Carlos Huerta

El Diario

De la Redacción/El Diario

sábado, 26 septiembre 2020 | 16:00

La Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó ayer que la investigación por el crimen de Jessica Silva Zamarripa y las lesiones de su esposo Jaime Torres será declinada a la Fiscalía General de la República (FGR). 

“Se está solo esperando unas pruebas periciales, pero se tiene que declinar. Nosotros somos auxiliares del Ministerio Público Federal, ellos tienen que entrar a la etapa de la continuación del proceso”, explicó el portavoz Carlos Huerta. 

Abundó que si se negaran ellos a entregar el expediente, al momento que el caso se judicialice a un juez local este se declararía incompetente y turnaría el mismo al juez de Distrito. Sobre la fecha en que se turnará el expediente a la autoridad federal, la FGE sostuvo que será en cuestión de horas. 

El Diario publicó que, al cumplirse dos semanas del homicidio de Jessica Silva Zamarripa, la Fiscalía del Estado no había tampoco fincado cargos ante el juez en contra de los presuntos responsables, a pesar de estar identificados. 

El pasado 8 de septiembre alrededor de las 22:30 horas se reportó a los números de emergencia de la policía preventiva de la ciudad de Delicias el incidente.

En el mismo se alertó de la agresión a balazos a la pareja de agricultores en la avenida Tecnológico, por la zona del campo de aviación; hubo varios testigos, puesto que iban a bordo de sus vehículos, después de haber tomado horas antes la presa “La Boquilla”. 

En el momento en que la policía preventiva recibió el aviso y la primera patrulla se trasladó al lugar, los agentes policiacos localizaron a los dos agricultores originarios del seccional de Lázaro Cárdenas heridos por arma de fuego dentro de la camioneta que en la que iban.

Los disparos por la espalda acabaron con la vida de Jessica y dejaron malherido a su esposo, Jaime Torres. 

Los trece elementos de la Guardia Nacional involucrados huyeron de la escena del crimen.