Estado

¿Quién es Antonio Tarín, el duartista recién liberado?

Señalado por la FGE como una ‘pieza clave’ entre los cómplices del exmandatario César Duarte, alcanzó el beneficio de arraigo domiciliario

Tomada de internet / Antonio Tarín García fue detenido en mayo de 2017 en la Ciudad de México
/ Antonio Tarín García fue detenido en mayo de 2017 en la Ciudad de México

Javier Olmos
El Diario de Juárez

jueves, 23 diciembre 2021 | 10:05

Ciudad Juárez.- Antonio Enrique Tarín García fue señalado por la Fiscalía General del Estado (FGE) como uno de los principales operadores del entramado de corrupción que orquestó el exgobernador César Duarte Jáquez y que ahora goza del arraigo domiciliario para cumplir lo que resta de su sentencia.

Según la acusación formulada en la pasada administración estatal, Tarín García fungió como una “pieza clave” entre los cómplices del exmandatario, que se encuentra detenido en Estados Unidos, dicen los informes. Sin embargo, alcanzó el beneficio de la medida cautelar al cumplir dos terceras partes de la sentencia de seis años en prisión, que en marzo de 2020 le fue confirmada por un Tribunal Colegiado.

Acusado de peculado agravado por estar implicado en el desvío de 246 millones de pesos del erario, Tarín García acompañó a Duarte Jáquez desde los inicios de la administración hacia octubre de 2010.

Al iniciar dicho período llegó a la Dirección de Administración y Finanzas del Instituto Chihuahua de Salud; tres años más tarde, a partir del 30 de octubre de 2013, ocupó la presidencia del Comité de Adquisiciones y Servicios de la Secretaría de Hacienda del Estado.

Fue desde aquí desde donde se le originaron los señalamientos, aunque no fue hasta que el exgobernador Javier Corral asumió la gubernatura, que comenzaron los procesos penales en su contra por los delitos de corrupción y mal uso de los recursos públicos.

Corral lo acusó de desviar fondos a ‘empresas fantasma’ creadas por él mismo, como una denominada Fritag.

En ese entonces, fue acusado ante un juez de simular contratos por servicios al Estado y así lograr el desvío de 120 millones de pesos cuando fungía como director del Comité de Adquisiciones.

Como titular en esa área, dicen los señalamientos, “consintió” el desvío de recursos públicos y hasta logró crear otros redituables negocios, como Pasturas y Forrajes Los Potrillos y Kurabu de Chihuahua, a principios de 2014.

Ese mismo año conformó otras empresas, entre ellas Buta de México, que criaba, comercializaba y procesaba todo tipo de ganado.

Otra de las acusaciones en su contra fue por su labor como administrador del Instituto de Salud y posteriormente director de Adquisiciones, desde donde habría otorgado contratos a proveedores inexistentes por 300 millones de pesos.

Entre febrero de 2015 a octubre de 2016, Tarín García, previo acuerdo con otros servidores públicos, simuló servicios que se adjudicaron de manera directa a la empresa Kepler Soluciones Integrales por los que se pagaron en cuatro exhibiciones los 120 millones de pesos antes mencionados.

La Fiscalía determinó que los servicios de asesorías para procesos contables, financieros y administrativos, bajo el número de contrato CH/AD/098/15, realizado el 31 de julio de 2015, nunca fueron prestados.

De las investigaciones se desprende que el inculpado fue quien dirigió tal acción con la realización de los cuatro pagos: el 30 de marzo de 2015 por 40 millones de pesos, el 9 de abril de 2015 por 30 millones, el 6 de mayo de 2015 por 40 millones y el 4 de julio de 2015 por 10 millones de pesos. 

Fue desde el último cargo público que ocupó en el Gobierno de Chihuahua, desde el que se implicó en acciones delictivas, en colusión con otros servidores públicos.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, se demostró que durante los meses de julio a septiembre de 2016, el implicado desvió 2 millones 420 mil pesos de la Secretaría de Hacienda, simulando una contratación pública de servicios profesionales.

Dicho contrato consistió en un proyecto denominado “Análisis Estratégico de Municipios del Estado de Chihuahua, en relación a la situación financiera del Gobierno Federal y la Prospectiva de los Programas Federales y su Aplicabilidad”, y fue efectuado por conducto de la Dirección de Desarrollo Municipal y la Secretaría de Gobierno, con la empresa Bildung Consultoría Organizacional S&S S.A. de C.V.

La narrativa de los hechos expuesta por la Fiscalía establece que el exservidor público se desempeñaba como presidente del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Poder Ejecutivo, y por lo tanto, “le correspondía velar por el buen uso de los recursos públicos”.

El archivo periodístico indica que en 2015, Tarín García solicitó licencia al último cargo, para ser postulado como candidato del PRI a diputado federal suplente por el Distrito 9, siendo el candidato a diputado propietario Carlos Hermosillo Arteaga, quien falleció dos años más tarde.

Ambos resultaron electos para la LXIII Legislatura que concluiría en 2018. Al término de la campaña electoral, Tarín regresó a su puesto hasta el final del gobierno de César Duarte.

El 20 de marzo de 2017, tras sufrir graves heridas en un accidente automovilístico, Carlos Hermosillo Arteaga falleció antes de rendir protesta como diputado federal, correspondiéndole entonces a Antonio Tarín asumir la legislatura que quedaba vacante. 

Tan sólo ocho días después, intentó tomar protesta de ley como diputado propietario ante la Cámara de Diputados, hecho que le daría de forma inmediata la protección del fuero parlamentario que en su caso impediría que se ejerciera cualquier orden de aprehensión girada en su contra. 

Lo anterior llevó a las fracciones parlamentarias del PRI y sus opositores del PAN, PRD y Morena, a un enfrentamiento puesto acusaban a los priistas de proteger a Tarín de la orden de aprehensión girada en su contra el mismo día por la Fiscalía de Chihuahua. 

Tras permanecer a la espera de las negociaciones referidas, finalmente el mismo día el PRI anunció que se posponía su toma de protesta hasta la aclaración de su situación legal.

Ese día, para evitar ser arrestado por los agentes policiales que lo esperaban en el exterior del recinto legislativo, ayudado por Cristopher James Barousse, detenido en noviembre de 2020, permaneció resguardado en el mismo durante toda la noche hasta recibir un amparo que suspendió la orden de aprehensión en su contra.

Ello le permitió abandonar Palacio Legislativo de San Lázaro, pero fue detenido finalmente el 7 de mayo siguiente en un departamento rentado de la Ciudad de México por el delito de peculado agravado, diferente al de peculado por el que había sido requerido en marzo del mismo año, y para el cual logró conseguir un amparo de un juez federal. 

Por lo que fue trasladado a Chihuahua, para posteriormente el 6 de junio ser vinculado a proceso. Desde entonces permaneció recluido en el penal de San Guillermo.

Perfil

De 45 años, es licenciado en Relaciones Internacionales, egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Chihuahua, y tiene una maestría en Gestión Gubernamental por la misma institución.

El 30 de marzo del año pasado un Tribunal Colegiado confirmó una sentencia de seis años de prisión para Tarín García.

Dicha sentencia corresponde con el grado de culpabilidad que el imputado representó, al tomar en cuenta el daño causado a las finanzas públicas y el peligro que, con ello, se generó para la prestación de servicios en agravio de la sociedad, consideraron los magistrados.

Finalmente, con ocho causas penales por delitos del fuero común y una por causa federal, el lunes 20 de diciembre fue liberado del Cereso de Aquiles Serdán, cuatro años y siete meses después de su aprehensión, y llevará el resto de su proceso bajo arresto domiciliario.  

Algunas acusaciones

• Se le acusa de desviar fondos a ‘empresas fantasma’ creadas por él mismo, como una denominada Fritag 

• Fue acusado ante un juez de simular contratos por servicios al Estado y así lograr el desvío de 120 millones de pesos cuando fungía como director del Comité de Adquisiciones 

• Según los señalamientos, ‘consintió’ el desvío de recursos públicos y hasta logró crear otros redituables negocios, como Pasturas y Forrajes Los Potrillos y Kurabu de Chihuahua, a principios de 2014 

• Ese mismo año conformó otras empresas, entre ellas Buta de México, que criaba, comercializaba y procesaba todo tipo de ganado 

• Otra de las acusaciones fue por su labor como administrador del Instituto de Salud y posteriormente director de Adquisiciones, desde donde habría otorgado contratos a proveedores inexistentes por 300 millones de pesos 

• La Fiscalía determinó que los servicios de asesorías para procesos contables, financieros y administrativos, bajo el número de contrato CH/AD/098/15, realizado el 31 de julio de 2015, nunca fueron prestados