Estado

'Quieren concesionar proyecto a gente que no es de Juárez'

Hemos pedido información a nivel local, fuimos a Chihuahua, y la verdad es que no nos dan información, y eso es lo que nos hace sospechar de que algo turbio se está cocinando: Jesús Díaz Monárrez, dirigente sindical de transportistas

El Diario de Juárez

Javier Olmos/El Diario

martes, 25 agosto 2020 | 20:20

Ciudad Juárez– Un negocio de más de mil millones de pesos al año representa para el Gobierno del Estado la segunda ruta troncal del transporte BRT, que pretende operar a través de un “organismo de gestión”, cuyos integrantes dejarían fuera a transportistas locales.

Invertidos los primeros 239 millones de pesos de fondo federal en la construcción de los primeros paraderos sobre la avenida Tecnológico, el proyecto avanza sin respuestas a dudas sobre el manejo financiero que en ganancias dejará hasta la quinta parte del presupuesto que opera anualmente el Municipio. 

Además de la BRT-2, está concebido que el organismo tenga el control de la operación de la Ruta Troncal 1 y todo el sistema de rutas pretroncales y alimentadoras. 

De los datos que se conocen del Sistema Integrado de Transporte Corredor Tecnológico, se sabe que la segunda ruta tendrá una demanda de 260 mil viajes al día con una tarifa base de 10.70 pesos, según la descripción del proyecto que está disponible en la página del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin). 

El cálculo arroja que, al año, sólo esta segunda ruta troncal del “BravoBús”, como se le llamará al servicio, dejaría una derrama de mil 15 millones 430 mil pesos. El proyecto en una primera etapa contempla la inyección de 992 millones de pesos, de los cuales, según el Gobierno estatal, 381 serán federales a través del Fonadin, 361 de recursos propios de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP), y 250 millones del Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua. 

La información financiera que aparece en el portal del Fonadin indica, sin embargo, que en su totalidad, se requerirán mil 946 millones de pesos entre aportaciones estatales, federales y privadas, para completar toda la ruta, que iniciará en la avenida Tecnológico a la altura del aeropuerto, y concluirá en 16 de Septiembre, hasta la calle Helio, en el norponiente. 

Aunque en los primeros cinco tramos de nueve que se contemplan a lo largo de la vía se han destinado 239 millones de pesos, de acuerdo con la información del Fondo Nacional de Infraestructura, la administración planea que sólo en infraestructura, es decir, en la adecuación del carril confinado y la edificación de estaciones de servicio, el gasto sea de más de 997 millones de pesos. 

Otros 864 millones están etiquetados para la compra de los camiones que, según la información que se conoce, serán 228, lo cual significa que comprarían cada camión en más de 3.7 millones de pesos. 

Mientras que el sistema de control y recaudo tendría un costo adicional de 85.3 millones de pesos. ‘Algo turbio se cocina’ Mientras que se ejecutan los primeros frentes de obra del proyecto, los transportistas que actualmente recorren la avenida Tecnológico en distintas líneas como la Poniente-Sur, operan con incertidumbre porque el negocio al que le sacan 400 millones de pesos al año con una tarifa de 8 pesos podría llegar a su fin. 

“Hemos pedido información a nivel local, fuimos a Chihuahua, y la verdad es que no nos dan información, y eso es lo que nos hace sospechar de que algo turbio se está cocinando”, alerta el dirigente sindical de transportistas, Jesús Díaz Monárrez, sobre la segunda ruta troncal. 

“Se supone que los que deben de operar el transporte son los que se dedican a eso, que tienen experiencia, pero se ha filtrado información de que el Gobierno del Estado quiere concesionarlo a gente que está fuera del transporte, a inversionistas privados que ni siquiera son de Juárez”, agrega. 

La nueva Ley de Transporte del Estado de Chihuahua expedida el 21 de marzo de 2020, cuando además la Dirección de Transporte fue absorbida por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), dio pie a la creación de este fideicomiso u “organismo de gestión”, cuyas funciones serán la operación y el manejo de la tarifa integrada al Sistema Integrado de Transporte. 

“Digamos, lo administra y lleva a cabo los procesos operativos y el funcionamiento del sistema”, indica Pedro Cital, vocero para la segunda ruta, asignado por la Sedue del Gobierno del Estado. Sin embargo, no hay respuesta de cómo debe conformarse. 

Ni David Holguín, director de Transporte del estado, ni el titular de la Sedue, Luis Felipe Siqueiros Falomir, o personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes respondieron los requerimientos de información hechos por El Diario para contestar estas preguntas. 

Entre las facultades de este órgano, debe contratar y mantener actualizados los servicios de recaudo proveniente de las tarifas, dar mantenimiento y seguridad, además de administrar y distribuir los recursos provenientes del sistema de recaudo del Sistema Integrado de Transporte, con base en las reglas de operación sancionadas por la Dirección.

Asimismo, dar seguimiento a la programación del servicio entre las empresas concesionarias, autorizada por la Dirección de Transporte, y aplicar las bonificaciones y deducciones autorizadas por la Dirección a las empresas concesionarias. 

La ley establece que los concesionarios que elijan incorporarse al Sistema Integrado de Transporte deberán cumplir con los términos y condiciones previstos en esta ley y sus reglamentos, para tales efectos, contando con obligaciones como ser corresponsables de la eficiencia del sistema, asegurar la correcta operación del servicio y funcionamiento de acuerdo con las disposiciones del Sistema Integrado de Transporte establecidas en esta ley y su reglamento, y contratar y mantener actualizados los servicios de recaudo de tarifas y distribución de los fondos recaudados conforme al modelo tarifario aprobado por el Sistema Integrado de Transporte. 

Aunque eso es lo que dicen sólo los lineamientos. Díaz Monárrez insiste en que no los han tomado en cuenta y, ante la falta de respuesta de los funcionarios, se desconoce si ya hay empresas que se perfilen para ser las operadoras del organismo de gestión dado que los concesionarios dicen que ni siquiera han sido invitados a ver el proyecto. 

“Se les está invitando (a los transportistas locales) a formar parte del sistema, de hecho va a haber una serie de reuniones de trabajo, que iniciaron desde hace varios meses, con las autoridades estatales”, dice en contraparte Cital. 

“La intención es que formen parte de este sistema que implica que se transformen en empresas, que ya no sea el hombre camión o concesiones como las conocemos, sino que se agrupen como ellos lo deseen, y que sean parte de la reestructuración de rutas que ya se está trabajando”, añade. 

La idea es que formen parte de la troncal, de una pretroncal, o que formen parte de las rutas alimentadoras que complementarían todo el sistema, agrega. Empresa pondrá los camiones El proyecto contempla una inversión superior a los 800 millones de pesos para la adquisición de los camiones. 

De acuerdo con el Fonadin, esto se logrará con capital privado. Cital asegura que el Gobierno del Estado sólo fungirá como aval en los procesos de compraventa, y lo demás “le tocará a los propios concesionarios o empresas transportistas”. 

De acuerdo con los contratos de los primeros cinco tramos de obra que iniciaron en julio pasado, son 239 millones de pesos del orden federal los que se han adjudicado al mismo número de empresas. 

Los datos refieren que un solo tramo de 1.9 kilómetros en Paseo Triunfo de la República costará arriba de 58 millones de pesos en la adaptación de un carril confinado, cuyo espesor de concreto hidráulico no pasa los 15 centímetros, y la construcción de tres estaciones dobles de autobús tipo B, lo que significa que son de tamaño regular. 

Es el caso del “tramo tres”, que inicia en la avenida Del Charro y concluye en la calle Francisco Márquez, donde la SCOP destinó 58 millones 534 mil 459 pesos que se pagarán a Dym Ingenieros Constructores, del empresario Francisco Javier Muñoz Sánchez, según el contrato 144- OP-0008/20/PI-DOP-OBRA. 

En este tramo se pavimentarán los carriles confinados y se construirán estaciones tipo B en Lago de Pátzcuaro, Monumental, López Mateos y Francisco Márquez, con trabajos de agua potable y drenaje, terracerías, instalación eléctrica e iluminación y canalización de fibra óptica. 

Por 34 millones 154 mil 291 pesos, la SCOP también asignó el contrato 0014/20-PI-DOP-OBRA a la compañía Gema Constructora para la intervención del Tramo 1, de calles Costa de Marfil a Paseo de las Palmas, con la pavimentación de carril confinado y estaciones dobles tipo en los cruces de Tecnológico con Zaragoza, Granjero y Centeno. 

Otros 54 millones 933 mil 466 pesos será el costo del Tramo 2, entre Teófilo Borunda y Aguirre Laredo, por la pavimentación de dos carriles de ese tramo en ambos sentidos, y estaciones tipo A en Rivera Lara, Rincón del Valle, Pradera Dorada, Ejército Nacional y Aguirre Laredo. 

En el Tramo 4, que comprende de Paseo de las Palmas a Teófilo Borunda, se dieron en un contrato a la empresa Constructora Norte Sur 43 millones 852 mil 288 pesos por la pavimentación de los carriles confinados e instalaciones de paraderos tipo A, que son más grandes, en Morelia, La Cuesta, Pedro Meneses y Parque Central. Mientras que por la construcción del tramo 5, entre Aguirre Laredo y Fuentes, la SCOP pagará 39 millones 264 mil 361 pesos a Constructora Anglo, de José Luis Anguiano Ochoa, para que pavimente y edifique estaciones de servicio en Pedro Rosales, Tec de Juárez y Rosa María Fuentes. 

Hasta aquí son los primeros 230 millones 738 mil 865 pesos invertidos en el corredor troncal, sin embargo, a esa cantidad se suman 3 millones 251 mil 217 pesos que la SCOP pagará a Abraham Leonel López León por “servicios de supervisión externa de las obras de urbanización del Corredor Troncal Tecnológico”. 

Por la “supervisión externa para edificaciones del corredor troncal, la dependencia contrató otros 5 millones 579 mil 201 a un particular. El Corredor Troncal Tecnológico tendrá una extensión de 19.4 kilómetros con carriles exclusivos y semaforización centralizada por el eje Tecnológico- Paseo Triunfo de la República-16 de Septiembre/Vicente Guerrero, con cuatro corredores pretroncales, que contemplan la rehabilitación de 16 kilómetros de pavimentos, 29 estaciones y cinco terminales intermodales, con dos patios y talleres. 

Al justificar la inversión de más de mil millones de pesos en toda la ruta completa, ya que en la infraestructura de cinco de nueve tramos se gastarán alrededor de 250 millones de pesos, el vocero de la BRT-2 dijo que “habrá otros gastos como la construcción de patios de resguardo y los talleres”.

Gasto en la primera etapa

Inversión Federal (Fonadin): 386 mdp

• Inversión Estatal: 361 mdp

• Inversión Fideicomiso de Puentes Fronterizos: 250 mdp

• Total de la Inversión: 997 mdp

Proyecto completo

Infraestructura: 997.4 mdp (386 mdp de Fonadin y 611.4 mdp aportación estatal)

• Autobuses: 864 mdp (catalogada como inversión privada)

• Sistema de Control y Recaudo: 85.3 mdp (también inversión privada).