Estado

'Reapertura de empresas dependerá de contagios'

No hay fechas que se puedan establecer para la reactivación de los negocios

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Orlando Chávez/ El Diario

lunes, 25 mayo 2020 | 11:35

Chihuahua.- La reactivación de la economía dependerá del semáforo preventivo del Covid-19, por lo que no hay fechas que se puedan establecer para la reapertura de los negocios, según explicó la subdirectora de Prevención y Promoción de la Salud, Leticia Ruiz González, esto respecto a la solicitud de representantes de la Iniciativa Privada sobre tener un plazo para programar la reactivación económica. 

La funcionaria lamentó que en estos días se ha reflejado un aumento de casos, derivados del aumento en la movilidad de la gente, por festejos que hubo hace 10 o 15 días. 

El sábado el presidente de Índex-Chihuahua, Luis Carlos Ramírez López, señaló que las empresas quieren saber con exactitud cuándo podrán reiniciar labores, “no queremos que nos digan mañana, pero sí queremos saber el día, si es en una semana o mes, porque las decisiones de las empresas dependen de eso”. 

Aseguró que ante la indefinición algunas empresas maquiladoras y manufactureras de exportación ya perdieron líneas de producción y negocios, otros están emplazados al primero de junio y, si tarda el reinicio una o dos semanas más, habría quien empiece a voltear definitivamente hacia otro lado. 

Recalcó que el tener una fecha definida de reinicio les da la pauta para negociar con los clientes, hacer una toma de decisiones acertada, una planeación de salida y entrada del producto, entre otros. 

Planteó que no van por el hecho de “abrir por abrir, sino hacerlo de una manera responsable”. 

Sin embargo fijar una fecha no fue posible por las autoridades de Salud, ya que la funcionaria reiteró el llamado a permanecer en casa y a estar preparados para que al salir de nuevo, se pueda enfrentar la nueva realidad. Indicó que a partir del 1 de junio se activa la semaforización por municipios, para establecer las regiones en las cuales se reactivarán las actividades y que aún se encuentra en color rojo. 

Añadió que por ahora en la calle debe estar las personas que realizan actividades esenciales, para que el número de casos no se salga de control. 

"Debe definir gobernador fecha de reapertura económica en la frontera"

El gobernador debe decir ya, con claridad, una fecha para definir la reapertura de las actividades económicas de la frontera, y debe ser como estaba previsto a partir de junio, dijo Isaac Leobardo Sánchez, investigador en economía “Reapertura de empresas dependerá de contagios” de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. 

El especialista, quien además es corresponsable del laboratorio de problemas estructurales de la economía mexicana en la máxima casa de estudios, opinó que es urgente considerar una reapertura, aunque sea temporal, como medida paliativa para los empresarios, que no pueden resistir más.

“Lo deseable es abrir la actividad económica en junio, anticipando, como autoridad, que de todos modos va a ocurrir un rebrote; pero podemos comenzar a ser más estrictos en medidas de vigilancia y control”, expuso. 

Para el especialista, que también es coordinador de investigación científica en el Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), las empresas también tienen que responder con medidas fuertes para frenar en medida de lo posible la expansión del coronavirus. Sánchez habló de la respuesta del gobernador Javier Corral a socios de la Cámara Nacional de Comercio, en la que negó su autorización para reaperturar los negocios que cerraron por la crisis sanitaria, en una reunión que fue calificada como infructuosa por el líder de dicho gremio, Rogelio González Alcocer. 

Expuso que, en general, la sociedad enfrenta un escenario complejo, con dos crisis encima, la económica y la sanitaria, además de una tercera, que se conforma por la incertidumbre y las malas decisiones del sector público. 

El sector privado quiere regresar a la actividad normal, y en particular los ciudadanos veremos una reducción de bienes y servicios, la pérdida de empleos; pero por otra parte el sector público no tiene capacidad para resolver ninguna de las dos emergencias, explicó. (Con información de Javier Olmos / El Diario)