Estado

Rechazan aceptar firmas para reapertura de templos

Representante del gobernador en Juárez no recibió el documento de católicos

Archivo/ El Diario de Juárez

Luis Carlos Cano/ El Diario de Juárez

miércoles, 26 agosto 2020 | 10:59

Ciudad Juárez.- La oficina del representante del gobernador en Juárez, Mario Dena Torres, no quiso recibir la petición de católicos juarenses para que los servicios religiosos sean considerados como actividad esencial y se autorice la reapertura de las parroquias, templos y capillas.

Debido a lo anterior el documento tuvo que ser enviado directamente a la oficina del secretario particular del gobernador Javier Corral.

“Con una serie de argumentos, los encargados de la oficina de representación del Gobierno del Estado en Juárez me dijeron que no podían recibir el escrito, que tendría que ser directamente en Chihuahua”, dijo Franco Abdul Oronoz, quien promovió la recolección de firmas de católicos juarenses para que se permita la reapertura de los templos.

Además del escrito enviado de manera electrónica a la oficina del secretario particular del gobernador, Roberto Fuentes Rascón, se le anexaron 180 páginas con los nombres de las más de 8 mil personas que, hasta el lunes a las 8:00 horas, han apoyado la petición.

Franco Oronoz explicó que el oficio lo envió el lunes a Fuentes Rascón y le explica el motivo de la misiva, a la vez que le pide confirme la recepción del documento, pero hasta ayer martes en la tarde no le habían contestado.

“El día de hoy acudí al despacho de la Coordinación Ejecutiva de Gabinete en la Frontera, con la finalidad de entregar un oficio y sus anexos, mismos que se encuentran adjuntos al presente”, explica Franco Abdul en el escrito.

Enseguida indica que “donde me informaron que no existe representación del Ejecutivo en esta ciudad fronteriza, a pesar de que en la página electrónica del Gobierno del Estado sí existe esa representación e incluso el titular es el Ing. Mario Dena Torres, coordinador ejecutivo de gabinete en la frontera”.

Asimismo, Oronoz agrega la dirección electrónica en la cual está el nombramiento de Dena Torres (http://chihuahua.gob.mx/contenidos/nombra-gobernador-nuevos-secretarios-de-educacion-desarrollo-rural-y-comunicaciones-y), y agrega en la explicación “negándose el personal de dicha dependencia a recibir el documento antes citado, refiriéndome a usted, proporcionándome la información requerida para su contacto”.

Franco Abdul dijo que al no recibirle el escrito, decidió enviarlo a la oficina del secretario particular del gobernador y espera lo canalice al Ejecutivo estatal, pues además de la petición para la reapertura de los templos, le agrega los nombres de las personas que respaldan la solicitud y la fecha en que lo hicieron a través de la plataforma digital Change.org.

Comentó que el planteamiento va dirigido al gobernador a nombre de los católicos juarenses que lo avalaron con su nombre y que hasta el lunes eran 8 mil 052 personas que piden se autorice la reapertura, con un máximo de aforo del 30 por ciento, de las parroquias, templos y capillas.

Franco dijo que quienes firmaron la petición consideran que el riesgo de contagio en templos es menor en comparación a otras actividades ya consideradas como esenciales, donde a todas luces se violentan las disposiciones normativas de salud.

Dijo que en la Iglesia católica, en particular la de Ciudad Juárez, se han preparado equipos de fieles laicos con los protocolos necesarios para disminuir las posibilidades de contagio, además de que se cuenta con equipos de sanitización para antes y después de las celebraciones religiosas, con la preparación adecuada.

“Quienes profesamos la fe católica necesitamos el pan de la eucaristía, el perdón de la confesión, el consuelo espiritual en la enfermedad, encomendar nuestros muertos a la misericordia de Dios, aumentar el número de los hijos de Dios mediante el bautismo y la formación de la Iglesia doméstica mediante el matrimonio”, expresa en la misiva.

Los templos están cerrados en esta frontera desde fines de marzo, por instrucciones del obispo de la Diócesis, José Guadalupe Torres Campos, decisión con la cual se daba seguimiento a las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud, ante la pandemia de Covid-19.

A partir de ese mes, el obispo Torres Campos dio a conocer a la comunidad que los templos se cerraban, pero la Iglesia no se cierra, sólo se suspendieron los actos de participación multitudinaria de la población para evitar los contagios de coronavirus.

Debido a eso, desde ese mes los servicios religiosos se transmiten vía las redes sociales, especialmente por Facebook y YouTube, a través de las cuales los feligreses los están siguiendo ahora, además de lo que se pasa en programas de radio y televisión, como es el caso de la misa.

Los templos están abiertos desde el lunes 22 de junio para la oración personal de los fieles, pero no hay ningún tipo de ceremonia durante la semana. (Luis Carlos Cano C. / El Diario)