Estado

Recibe CEDH ocho quejas contra la Guardia Nacional

Interpuestas por productores locales tras el enfrentamiento del pasado domingo contra elementos de esa corporación

El Diario

Alan Chávez/El Diario

sábado, 25 julio 2020 | 15:43

Por los enfrentamientos que hubo el pasado domingo en la presa Francisco I. Madero, entre agricultores e integrantes de la Guardia Nacional; la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), ya cuenta con quejas contra los elementos federales, ya que los afectados argumentaron agresiones y daños a sus vehículos. 

La información fue dada a conocer por el visitador regional de la CEDH, Raymundo Mata Cárdenas, quien detalló que al momento son ocho quejas las que se han interpuesto contra la Guardia Nacional, principalmente por agresiones y daños a vehículos, porque según lo que declararon los afectados que acudieron con él, es que los integrantes de la Guardia Nacional dispararon balas de goma contra ellos y lanzaron piedras contra sus automotores, asimismo quebraron los vidrios con las macanas que portaban. 

“Pensé que acudirían más personas a interponer quejas por la cantidad de gente que había ese día en la presa, pero aún pueden acudir a interponerlas, estamos totalmente abiertos a escuchar a quienes se sientan afectados”, comentó. 

Señaló que en cuanto se hicieron los oficios fueron enviados a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), vía correo electrónico y por paquetería para que los visitadores tuvieran conocimiento sobre los hechos acontecidos el pasado 19 de julio en la presa Las Vírgenes, ubicada en el municipio de Rosales. 

“Los visitadores de la CNDH son quienes deben tener el contacto con los mandos de la Guardia Nacional, por tratarse de una dependencia federal, nosotros como CEDH coadyuvamos y apoyamos en el levantamiento de las quejas”. 

Cabe recordar que el pasado 19 de julio, hubo dos enfrentamientos entre agricultores y elementos de la Guardia Nacional en los dos accesos a la contenedora mencionada, ahí hubo disparos con balas de goma, se aventaron piedras y se lanzó gas lacrimógeno para dispersar a la gente.