Estado

Reclaman a Calderón en Juárez por fracaso en ‘guerra’ vs el narco

Expresidente resalta estrategia de seguridad que implementó; líder de Canacintra le recrimina

Eduardo Lara / El Diario / El expresidente participó ayer en el foro económico Visión Chihuahua

Eduardo Lara / El Diario

miércoles, 20 octubre 2021 | 19:49

Durante su participación en el foro económico Visión Chihuahua, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa destacó la estrategia implementada por su gobierno para abatir la inseguridad, recordando el caso de Villas de Salvárcar en esta ciudad, y aseguró que su plan ayudó a recuperar el tejido social en la zona.                                                                                

Sin embargo, luego de la conferencia, el presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Jesús Manuel Salayandía Lara, recriminó al exmandatario por las consecuencias que representó para Juárez la llamada “guerra contra el narco” que dejó el sexenio calderonista.                                                                                                

"Una de las cosas que siempre le vamos a criticar al expresidente es esa guerra contra el narcotráfico que nunca iba a ganar y que a Juárez le tupió con todo, restaurantes quemados, negocios atorados y una economía a la baja… ¿Qué pasó? A Juárez lo retrocedieron 20 años y ese es el gran coraje que nos da, porque esas inversiones, ¿a dónde se fueron?, al Bajío, y es el crecimiento que ellos tienen aahorita porque a Juárez siempre lo han dejado al último”, dijo.                                                                                

Agregó: “Esa guerra fue parte de lo que detonó esas pérdidas y que ya no se pueden recuperar”.                                                                                

Durante su ponencia en el foro con el que se busca promover a esta entidad como destino de inversión, Calderón Hinojosa afirmó que para tener un país desarrollado es necesario fortalecer a las instituciones de seguridad para lograr un progreso como país y tener una mejor competitividad.                                                                                

“En nuestro gobierno nos enfocamos a ver qué mecanismos podían detonar nuestra competitividad, y el primero de ellos fue el Estado de Derecho (...) Una de las acciones para lograrlo fue la estrategia de seguridad que implementamos, muy cuestionada, pero lo que buscábamos era la aplicación de la ley para que no imperara el crimen organizado; fortalecer las instituciones de seguridad y justicia y reconstruir el tejido social, como lo que hicimos en Villas de Salvárcar, donde tras esta lamentable tragedia, se instalaron campos y equipos deportivos”, señaló.                                                                                

Aunque el expresidente fue abordado en reiteradas ocasiones por los medios de comunicación para cuestionarlo sobre su visita a esta frontera y los resultados de su estrategia de seguridad, éste se negó a dar declaraciones.                                                                                

Según el archivo periodístico, el 27 de marzo de 2008, el Gobierno federal inició en Juárez la Operación Conjunta Chihuahua, que consistió en un despliegue militar para hacer un “combate frontal” al narcotráfico que, según se anunció, buscaba “fracturar y desmantelar las redes operativas, logísticas y financieras de los grupos criminales”.                                                                                

Dicha estrategia no sólo ha sido catalogada como un “fracaso”, sino que entre 2008 y 2012 se registraron 18 mil 658 homicidios en toda la entidad, de acuerdo con estadísticas de la Fiscalía General del Estado (FGE), mientras que sólo en Juárez, la cifra alcanzó 10 mil 672 personas.                                                                                

Por otra parte, la estadística de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) muestra que entre el período antes señalado, no se inició aquí investigación alguna por ‘lavado’ de dinero y que, en general, la acción judicial contra la delincuencia organizada que operaba en el estado de Chihuahua fue baja, con 47 averiguaciones previas abiertas en toda la entidad en esos cinco años.                               La masacre de Villas de Salvárcar se registró el 30 de enero de 2010 en la casa 1310 de la calle Villa del Portal de ese fraccionamiento, cuando un comando armado irrumpió en la vivienda en la que adolescentes celebraban una fiesta y abrió fuego, asesinando a 15 de ellos.                                                                                

Tras el multihomicidio el entonces presidente Felipe Calderón dijo desde Japón que las víctimas eran “integrantes de pandillas”, aunque después se retractó y afirmó que eran “inocentes, deportistas y estudiosos”.