Estado

Reclaman inacción de Gobierno

La autoridad es omisa y sumisa ante los poderes fácticos que provocan los incendios, asegura ambientalista

Bernardo Islas/ El Diario

miércoles, 16 junio 2021 | 08:47

Chihuahua— Tras los incendios forestales que están arrasando con los bosques en la Sierra Tarahumara, varios de ellos provocados, la autoridad de los tres niveles es omisa y sumisa ante los poderes fácticos, comentó el ambientalista Arturo Limón.

Lo anterior después de que la misma autoridad ha dado a conocer que algunos incendios son provocados por terceras personas, sobre todo del crimen organizado, quienes buscan tener terreno para la siembra de estupefacientes.

Arturo Limón manifestó que “algunas personas provocan los incendios forestales para cambiar el uso de suelo a favor de sus intereses”, sin embargo “la autoridad es sumisa ante estos y es omisa al no combatir a tiempo y con eficacia estos siniestros”.

En este contexto el ambientalista mencionó que el tema de los incendios forestales es altamente preocupante, debido a que si no se cuidan los bosques “se está cometiendo un ecocidio, ya que estos son captadores de agua y, a la falta de ésta, también la fauna muere”.

Agregó que es dramático esta situación, sobretodo porque las autoridades no le están tomando su debida importancia, ya que la Sierra Tarahumara es vital para el agua que llega a la entidad, incluyendo la que es de consumo humano;  todos deben participar en la salvación de los bosques, clamó.

Dijo que antes los bosques de Chihuahua, junto con Durango, representaban la tercera parte de los registrados en el territorio nacional, pero después pasó a ser la cuarta y ahora con estos incendios, aunados a la sequía, podría bajar aún más.

Limón recalcó que las autoridades de los tres niveles, deberán establecer un foco rojo y convocar una declaratoria de emergencia ambiental por lo que está sucediendo a la Sierra Tarahumara, antes de que sea demasiado tarde.

Además aclaró que los incendios en los bosques de la Sierra de Chihuahua afecta indirectamente a Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas e incluso a Texas, quienes se ven beneficiados con el agua captada en dicha zona, sin dejar de lado los beneficios que reciben los estados de Sinaloa y Sonora.

“Es de todos la tarea de ayudar, ciudadanos, gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, pescadores,  hoteleros, ambientalistas, entre otros, ya que todos necesitamos de los beneficios que nos brindan los bosques de la sierra”, afirmó Arturo Limón.

Manifestó, “no debemos ser ajenos a esta situación, la Tarahumara es de todos, lo que le pase a los bosques a todos nos afecta, no debemos cometer un crimen de amnesia”. (Bernardo Islas)