Estado

Regresa narcotráfico a nivel prepandemia

Competencia entre cárteles se ha intensificado: Congreso de EU

Tomada de internet
Agencia Reforma / En agosto, las autoridades de EU reportaron que durante los primeros 10 meses del año fiscal 2021 se había triplicado el decomiso de la droga
Agencia Reforma / Muestra confiscada por la DEA

Sandra Rodríguez
El Diario de Juárez

jueves, 28 octubre 2021 | 16:00

Un reporte del Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos advirtió que, pese a interrupciones iniciales en la cadena de suministros, el tráfico de drogas procedente de México hacia ese país “parece haber vuelto a niveles previos a la pandemia”, además de que el flujo de fentanilo en particular está prosperando.

“Ni los riesgos de infección ni la orden gubernamental para restringir la movilidad durante la pandemia parece haber disuadido las actividades de los cárteles. Desde el inicio de la pandemia, el alcance de la criminalidad de los cárteles más pequeños se ha ampliado”, dice el análisis titulado “Tráfico de Drogas y Operaciones de Cárteles Mexicanos en la Pandemia de Covid-19”.

“Las condiciones actuales parecen haber intensificado la competencia entre los cárteles, favoreciendo las ambiciones territoriales de los más grandes por dominar ciertos corredores de transportación. Como resultado, los delitos de agresiones y homicidios han permanecido elevados durante la respuesta de México a la pandemia, aun cuando los delitos de oportunidad, como el robo, parecen haber declinado”, agrega.

El texto de la oficina de investigación del Congreso retoma hallazgos de análisis previos, como uno difundido en marzo por el Departamento de Estado norteamericano y que advirtió que hay evidencia de que las organizaciones criminales mexicanas están consolidando su participación en la producción y envío de fentanilo a través de métodos alternativos con “pre-precursores” químicos.

“Algunos analistas advirtieron que las condiciones de la pandemia pudieron haber motivado a los productores de droga basados en México a encontrar fuentes alternativas de precursores y desarrollar aún más la capacidad de producción doméstica”, agrega el texto.

Sobre el fentanilo –que es un opioide sintético–, información de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, sus siglas en inglés) mostró en abril pasado un aumento de hasta 600 por ciento en el tráfico registrado en el sector de El Paso.

Esto debido a que, hasta ese momento, en la zona habían sido aseguradas 247 libras (112 kilogramos), mientras que en todo el año fiscal anterior este indicador fue de 36 libras (16.3 kilogramos).

“Los números en la oficina de El Paso están aumentando”, dijo entonces a El Diario el oficial de Asuntos Públicos de CBP en esta frontera, Roger Maier, quien precisó que el sector abarca los puertos de entrada desde Antelope Wells, en el suroeste de Nuevo México, hasta Presidio, Texas.

El reporte del Servicio de Investigación del Congreso, actualizado hasta el pasado 14 de octubre, expone también que la pandemia causó efectos mixtos en el flujo de drogas ilícitas.

“Los bloqueos iniciales y las desaceleraciones en el comercio de contenedores y en la actividad portuaria relacionados con la Covid-19, particularmente en China e India, parece que causaron escasez temporal de precursores químicos usados para sintetizar metanfetamina y fentanilo, escasez de productos a corto plazo y aumento de precios”, menciona.

“Algunos reportes indican que los traficantes mexicanos almacenaron recursos, incluyendo efectivo, ante la incertidumbre de cómo afectaría la Covid-19 la atención de la autoridad sobre el tráfico de drogas ilícitas. 

Decomisos por error

Varios decomisos de alto perfil en 2020 sugirieron potenciales errores de cálculo entre los traficantes, mientras los cárteles se adaptaban al ambiente en la Covid-19. Dichos decomisos, de cualquier forma, también indicaron que las drogas ilícitas y el dinero continuaron fluyendo a lo largo de los corredores de droga entre México y Estados Unidos”, señala.

El mismo análisis recuerda que las organizaciones de tráfico mexicanas controlan el movimiento de la mayor parte de las drogas ilícitas extranjeras que ingresan a Estados Unidos, incluyendo la heroína, el fentanilo, la cocaína, metanfetamina y mariguana.

“De acuerdo con un reporte de la oficina de Estados Unidos para la aplicación de la ley Antidrogas (DEA, sus siglas en inglés) publicado a inicios de 2021, el Cártel de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación han mostrado ‘signos de expansión’ y han aumentado su producción y prensado de píldoras”, expone.

También resalta que los cárteles mexicanos son una “amenaza clave” para la seguridad de Estados Unidos por su capacidad para controlar territorio y rutas de narcotráfico a lo largo de la frontera suroeste, así como para “cooptar funcionarios en varios niveles de Gobierno”. 

El documento especifica que el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos es una entidad sin partido que provee de información a integrantes del Legislativo. 

srodriguez@redaccion.diario.com.mx