Estado

Regularización de ‘chuecos’ será por Guadalupe-Tornillo

Paulatinamente se habilitarán otras aduanas y puntos de revisión

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Vehículos en el cruce internacional

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

domingo, 23 enero 2022 | 08:22

Ciudad Juárez.— Una vez publicado el decreto para la regularización de autos ‘chuecos’, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indicó que para el caso de Chihuahua, la aduana por la que se permitirá hacer el trámite será la ubicada en el Puente Internacional Guadalupe-Tornillo.

De acuerdo con el Título V, referente a las medidas provisionales de operación, en su inciso “C”, se indican las secciones que en primera instancia serán habilitadas para el trámite de regularización de vehículos usados de procedencia extranjera.

“En principio para poder prestar un servicio transparente y eficaz que permita contar con un debido proceso y control de operaciones para la regulación de vehículos usados de procedencia extranjera, se establecerán las aduanas y puntos de revisión para cada entidad federativa prevista en el decreto, en los cuales se permitirá que se realice en trámite” (sic), detalla el documento.

Las garitas habilitadas para la primera fase fueron Otay, en Tijuana, Baja California; Acuña, en Coahuila; Puerto Fronterizo Nogales III y San Luis Río-Colorado II, en Sonora; Ciudad Camargo y Miguel Alemán, en Tamaulipas; La Paz, Baja California Sur; Aeropuerto Internacional de Durango; Aeropuerto Internacional General Francisco Mújica, en Michoacán de Ocampo; Aeropuerto Internacional de Tepic Amado Nervo, en Nayarit; y la Aduana Mex-Colombia, Puente Internacional Solidaridad, en Nuevo León.

Mientras que en el caso de Chihuahua, se habilitó la Aduana del Puente Internacional Guadalupe-Tornillo, ubicada a más de 35 kilómetros de la mancha urbana de Ciudad Juárez. Asimismo, la SHCP señaló que paulatinamente se habilitarán otras aduanas y puntos de revisión para llevar a cabo el trámite.

Según el documento publicado, los propietarios de estos autos deberán cumplir con requisitos, como que el vehículo se encuentre y circule en el territorio de los estados antes mencionados al 19 de octubre del 2021 y no se cuente con el documento que acredite su legal estancia en el país.

Del mismo modo, el año modelo del auto debe ser de cinco o más años anteriores a aquel en el que se realice la importación definitiva; el Número de Identificación Vehicular (NIV) debe corresponder al de fabricación o ensamble del vehículo en México, Estados Unidos o Canadá; mientras que el usuario debe ser persona física mayor de edad y acreditar ser residente de la entidades mencionadas; también presentar una declaración por escrito, bajo protesta de decir verdad de que el vehículo no se encuentra en los supuestos previstos en artículo quinto del decreto.

Además, se indica que el usuario deberá cubrir un aprovechamiento de dos mil 500 pesos; cumplir con la NOM- 041-SEMARNAT- 2015 para su importación definitiva, y sólo se podrá importar un vehículo por persona. También se especifica que no se podrán importar aquellos autos considerados de lujo o deportivos o que hayan sido reportados como robados.

Para Yadeneiro Hernández Austria, director general de la firma de asesores en materia de aduana y comercio exterior Procofa, y exadministrador de la Aduana en Ciudad Juárez, el Gobierno federal deberá establecer a la brevedad mejores controles para evitar abusos de terceros y que permitan al beneficiario regular los gastos adicionales.

“Este decreto representa un avance en el sentido de que el objetivo principal es tener identificados a aquellos vehículos que pudieran ser usados para conductas ilícitas, pero aún deja muchas inquietudes, por ejemplo: se indica un pago de dos mil 500 pesos, pero no establece que esto sólo pertenece a un estímulo fiscal, obviamente el trámite debe hacerse a través de un agente o agencia aduanal, quienes claro que deben cobrar sus honorarios, que podrían rondar entre los 200 y 250 dólares”, comentó.

De acuerdo con Hernández Austria, contemplando honorarios del agente aduanal, trámite ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para cumplir con el requisito de la NOM- 041-SEMARNAT- 2015, y traslados hasta el puente internacional de Guadalupe para presentar la unidad, un usuario proveniente de otras regiones del estado podría desembolsar cantidades por arriba de los 20 mil o 30 mil pesos para poder realizar el trámite.

También indicó que con la fe de erratas publicada en el Diario Oficial de la Federación para reducir de ocho a cinco años en adelante el año-modelo, podría desencadenar un golpe severo para el mercado de seminuevos en el estado, principalmente en esta ciudad; además, también se podrían presentar aprovechamientos por parte de terceros, lejos de ayudar a los usuarios.

“Hay que ver qué tanto puede afectar al mercado de los seminuevos, pero sí se prevé un golpe a los comerciantes, porque aunque la autoridad contempla que los autos debieron ser ingresados antes de una fecha específica, no cuenta con documentos concretos para verificar esa situación, más que el acuerdo firmado por el interesado donde se obliga a decir la verdad, es decir, sólo cuenta con la palabra del propietario, lo que puede ser aprovechado por gente de mala fe”, argumentó.

Agregó que “la autoridad deberá revisar bien los mecanismos de operación e implementar mayores medidas para que estos costos se reduzcan, además de habilitar más puntos para ayudar a los interesados, tan sólo en Chihuahua hay cuatro aduanas: una en la capital, otra en Ojinaga, Palomas y Juárez, no hay razón por concentrar todo en un solo punto”.

El recaudador de rentas en la Zona Norte, Rogelio Loya Luna, indicó que hasta el momento no existen reglas de operación donde se señale una responsabilidad directa de Gobierno del Estado o algún costo especial para la adquisición de los metales tras la aplicación de este proceso, por lo que aquellos que importen su vehículo a través de este mecanismo, deberán hacer el trámite regular para la alta de placas por primera vez, que tiene un costo de tres mil 500 pesos para unidades nacionales.