Estado

Reportan 15 casos graves de desnutrición infantil en la sierra

Afecta en el desarrollo y en la salud mental: nutrióloga

Alejandra Sánchez/El Diario

sábado, 29 octubre 2022 | 06:25

Chihuahua, Chih.- Luego de que El Diario de Chihuahua, diera a conocer los 15 casos de niñas y niños que padecen desnutrición grave en la Sierra Tarahumara; la nutrióloga Angélica Levario, quien ha trabajado con este sector de la población en diversas comunidades; informó que este padecimiento puede traer consigo consecuencias como afectaciones en el desarrollo y en la salud mental.

“Lo que son los niños y adolescentes; son una etapa que, diversos factores intervienen en su desarrollo; en la etapa del crecimiento, es muy importante que se tome en cuenta su alimentación ya que cuando hay deterioro, los niños empiezan a tener deficiencias nutricionales que perjudican su peso, su talla y un considerable decremento”, expresó la especialista.

De acuerdo con Angélica, esta problemática puede abarcar varios factores, factores socioeconómicos, ambientales, familiares y culturales.

“Lo ideal para atender a estos niños de la sierra, sería darles una atención especializada, que les brinden atención médica y se les eduque en cuestión alimenticia”.

Entre otras cosas que pueden derivar una mala alimentación, son: poca interacción con otros niños que a la larga puede afectar también su desarrollo escolar.

“Pueden presentar también, fatiga, cansancio, ganas de no hacer nada, debilidad en el cuerpo y falta de atención”, externó la nutrióloga. Además, de que están en una etapa de desarrollo; una falta de alimentación sana, puede traer ciertas complicaciones en la edad adulta debido a que su calidad de vida infantil se vio afectada.

De acuerdo con la Unicef, en México uno de cada 8 niños menores de 5 años presentan una talla baja (moderada o severa) para su edad. Además, según este organismo; los niños de entre 1 y 2 años de edad presentan los porcentajes más altos de desnutrición crónica. Este grupo coincide con la edad a la que muchos bebés dejan de ser amamantados, lo que refleja la importancia de la lactancia materna en la buena nutrición durante la primera infancia.