Estado

Revictimizan a Aruky y su familia, advierten

Servidores públicos deben ser investigados y sancionados: Néstor Armendáriz

Salud Ochoa/El Diario

domingo, 20 diciembre 2020 | 10:23

Chihuahua– La Fiscalía del Estado revictimiza de manera exponencial y violenta diversos derechos humanos no sólo de Aruky Villalpando, la madre de éste y su familia, sino también de los familiares de la mujer que ahora dicen es el cuerpo que yace en el panteón de Delicias y que en su momento se entregó como el de Lizeth Torres Vargas.

De acuerdo con el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Néstor Armendáriz Loya, los servidores públicos que cometieron el “error” deben ser investigados y sancionados, ya que de lo contrario, también se incurriría en la impunidad.

“Al joven y a sus seres cercanos se les está revictimizando al más alto nivel. Hay una afectación a la dignidad al jugar con los sentimientos de una persona. Son varios los hechos en juego y muy notorias las irregularidades tanto las ocurridas hace varios años como las actuales. Es necesario investigar y aclarar si alguien incurrió en la negligencia y que se le sancione, porque es otro tipo de impunidad de los servidores públicos que hicieron algo notoriamente irregular y que ni siquiera se le investigue o no se le exija institucionalmente la responsabilidad a la Fiscalía. No sería justo”.

Violan derecho a la justicia

La violación a los derechos humanos es evidente dijo Armendáriz Loya sobre todo el de acceso a la justicia ocasionado por lo que calificó un “burdo error”.

“Todo esto es una clara violación al genérico derecho de acceso a la justicia porque ninguna de las personas involucradas directa o indirectamente, recibió justicia de manera adecuada y oportuna. Es un burdo error y el pretexto ese de que en aquellos tiempos no se utilizaba mucho la prueba de ADN, no es creíble. Hay una afectación de los derechos humanos tanto de la víctima directa como de la indirecta. No hubo un verdadero proceso de identificación del cuerpo sino que fue de manera muy superficial e inexacta la forma en que se llevó a cabo un supuesto reconocimiento. Violaron derechos de los parientes y de la fallecida cuyo cuerpo ahora se reclama pero también los de la mujer desaparecida (Lizeth) y su hijo porque se consumió un tiempo realmente importante en la búsqueda que se pudo haber efectuado con alguna posibilidad de resultados, mismos que ahora, por el tiempo transcurrido, es muy difícil que sean positivos”.

Aunado a lo anterior y tomando en cuenta las amenazas de las que Lizeth fue víctima antes de su secuestro –que constan en la denuncia hecha por su hermana luego de la sustracción forzada– el hecho delictivo tendría que haberse tratado con perspectiva de género.

“Hay altas posibilidades que la desaparición sea por razones de género que pudo derivar en homicidio y que desde el principio tendría que haberse tratado como tal. Ahorita las posibilidades de localización son muy pocas pero se tiene que investigar y hacerlo bien. Buscar de quién eran las amenazas que recibía la víctima. No se puede apostar al olvido”.

No puede quedar en un ‘error’

El ómbudsperson de Chihuahua fue enfático al señalar que no se puede quedar todo en el “error”, ya que las víctimas tienen derecho a la verdad y la certidumbre, por lo que la CEDH está en plena disposición de dar el acompañamiento necesario al joven Aruky para que reciba el apoyo de la autoridad en la búsqueda de su madre.

“Algo tan delicado como entregar un cuerpo en estado de descomposición, debe estar respaldado por la plena certeza de que corresponda al que se busca. Debería haberse tenido esa certeza por el derecho a la seguridad jurídica, a la verdad y a la certidumbre tanto de la mujer desaparecida como de sus parientes. Son varios derechos vulnerados. Hay dilación en la procuración de justicia, por más circunstancias adversas que estemos viviendo debe continuar el trabajo. Además ya había pasado el duelo y con esto se le remueve todo a la familia de manera muy fea. Debe haber una reparación integral del daño a las víctimas”, puntualizó el entrevistado.

Dijo que Aruky está en su derecho y posibilidad de acudir ante la CEDH desde donde se le puede dar acompañamiento y por la gravedad del caso, impulsar el que se agoten las líneas de investigación y se den a conocer los avances de estas en tiempo y forma.